LA SOLEDAD

 

 

   Para muchas personas la soledad es aterradora, porque por medio de ella, logramos escuchar a nuestro ser, nos damos cuenta del vacío existencial que tenemos en nuestro interior y sentimos el vértigo de la angustia que nos genera este contacto.

 

   Es la soledad, una oportunidad intensa y profunda de conocernos, de sentirnos y percibirnos, sin embargo da miedo, no estamos acostumbrados a este tipo de sensación y salimos huyendo a buscar a alguien que nos acompañe y nos saque de esta situación atemorizante.

 

   Si nos damos el tiempo suficiente de estar a solas, con la mejor compañía que tenemos, la propia, la mía, esa sensación de angustia desaparecerá lentamente y entonces, podremos disfrutar el estar con nosotros mismos.

 

   Conozco personas que brincan de una relación amorosa a otra, con tal de no estar solas, no importa mucho si esa persona les gusta lo suficiente, tampoco les importa mucho si les conviene o no. Así entran en relaciones destructivas y dañinas, entonces se sienten en un callejón sin salida, no toleran su soledad, pero sus relaciones les acarrean mayores sufrimientos, están entrampados. Si por soledad decido estar con una pareja, pronto desearé estar sola nuevamente.

 

   Haz este ejercicio: Quédate solo en una habitación, sin ruidos ni nada que te distraiga, siéntate o acuéstate y quédate así en silencio todo el tiempo que puedas. Ahora revisa tu reloj y verifica cuánto tiempo transcurrió. ¿Fue fácil para ti hacerlo? ¿Te agradó hacerlo? ¿De qué te das cuenta?

 

   ¿Cómo voy a conocerme, si ni siquiera puedo estar conmigo mismo a solas? ¿Cómo voy a amarme si salgo huyendo de mi mismo?

 

   La mayor libertad esta dentro de mí soledad, en ese espacio donde puedo crear, soñar, imaginar y conocerme. La libertad de no necesitar a nadie para poder ser feliz, entonces disfrutar mi paz interior.

 

 

 

 

 

 

LA RESPONSABILIDAD

 

 

"La libertad significa responsabilidad;

Por eso le tienen tanto miedo

la mayoría de los hombres".

Bernard Shaw

 

 

   La responsabilidad está intrínsecamente relacionada con el compromiso y el compromiso comienza con nosotros mismos, en esta vida podemos hacer todo lo que queramos, sabiendo que nosotros somos los responsables de las consecuencias de nuestros actos y si somos capaces de afrontar dichas consecuencias. Responsabilidad significa la capacidad de "responder" ante nuestros actos, sean estos cuales fueren y cualquiera que haya sido la razón que nos llevó a actuar de determinada manera, fuimos nosotros los que decidimos, a final de cuentas, a hacer, decir, sentir, pensar y actuar de la manera en la que hicimos, de esta manera nos comprometemos con nosotros mismos y con quienes somos, las decisiones que tomamos tienen un costo, aún si decidimos no decidir, pagamos un precio, en esto radica el temor que nos da la responsabilidad y el compromiso. Creo firmemente que para llegar a vivir una vida plena y satisfactoria, es necesario vivir con responsabilidad y compromiso, para conmigo primero, para entonces también poder ser responsable y comprometido con el otro. Un ejemplo que veo frecuentemente en mi trabajo terapéutico con parejas, es que uno de los cónyuges culpa al otro de su sufrimiento e insatisfacción, y viceversa claro está. Y no se dan cuenta que están pidiendo al otro que satisfaga sus necesidades, cuando es responsabilidad de uno el satisfacerlas. Escucho frecuentemente las acusaciones: "Tú me haces la vida miserable", "Tú no me quieres lo suficiente", "No me das lo que necesito", "Tú me haces enojar, o estar triste", etc. Puedo mencionar miles de estos diálogos. Y yo les pregunto: "¿Tú naciste para satisfacer a tu pareja?" cuando una persona invierte en la relación se genera una factura que la otra parte debe pagar, de ahí se derivan las discusiones, exigencias, reclamos, pleitos y hasta divorcios "¡Tú me debes todo lo que he hecho por ti!" Es entregar a otra persona mi propio poder, el poder de hacer de mi lo que quiera. Cuando desarrollo amor a mi mismo, cuando yo mismo me amo, lo que voy a hacer es compartir mi amor con mi pareja y con las demás personas importantes para mi, al compartir no hay pérdida porque el amor no se agota, de esta manera no estaré esperando nada a cambio, porque mi satisfacción es compartir, tampoco se generará un sentimiento de pérdida, ya que a la persona a la que amo, le regalo mi amor y no existe la deuda. Yo decido compartir y yo soy responsable del amor que tengo para mí. Escuché una frase muy interesante que me gustó mucho: "Sin ti puedo vivir, pero es maravilloso vivir contigo". Esto abre paso para el siguiente tema, el amor.

 



Psic. Elena Bouchot Gamas
Consultorio: 52-33-78-72
Celular: 55-2951-5860
Página Web:
www.gestaltconsulta.com
Blogg: http://www.gestaltconsulta.info/



Keep your friends updated— even when you're not signed in.

2 comentarios:

Por Favor Tus comentarios aqui .

Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo 2018

Quiero agradecer a todos ustedes por visitar este Blog que ya va para los 8 años y aprovecho para desearles una feliz Navidad ...