¿Cuando me enamoro, de quién no me debo enamorar? Parte 18 YO - TU

Nuestra sociedad en México, se ha vuelto un tanto más hedonista, narcisista, materialista y de consumo. Hasta las relaciones interpersonales se han vuelto utilitarias, "me sirves, te utilizo" "Ya no me sirves, te deshecho", como objetos de servicio. Los valores morales se han ido adelgazando, si algo es bueno para mi, ni siquiera me cuestiono si es en realidad bueno, simplemente lo tomo. El compromiso está desapareciendo, la mitad de los matrimonios se estan divorciando y esto va a la alta, cada vez hay más personas que deciden la soltería y no traer hijos al mundo. Claro, cada quién decide su vida en libertad y no estoy juzgando a nadie, pero creo que cada vez estamos más lejos del amor. El amor no es un capricho, un éxtasis momentaneo, un estar juntos porque la pasamos bien, y que cuando ya no seas agradable ni simpático, entonces te cambio por otra o por otro. Creo que el amor es algo mucho más profundo y grande que esto. Ahí es a donde quiero llegar.
 
Cuando estoy en relación con alguien, estoy frente a un ser humano tan valioso y maravilloso como lo soy yo, un ser que merece mi respeto y mi amor. Un ser que es digno y que no puedo utilizar ni maltratar. Tratar a este Ser como quiero ser tratado yo mismo, su valor es tan grande, infinito que solo puedo admirar su grandeza.
 
Cuantas veces he visto en terapia, parejas que vienen a consulta, ya se quieren separar porque estan aburridos, porque el enamoramiento se terminó, porque se han vuelto indiferentes y fríos. Ahora quieren abandonar el barco que ellos mismos construyeron. Sin embargo, siempre veo la duda en sus ojos, algo en su interior les avisa que lo que quieren hacer no es lo más conveniente, que todavía pueden hacer algo para reconstruir una nueva relación más profunda y amorosa. Yo creo que esta voz interior es su sabiduría, su ser les avisa que pueden estar cometiendo un error y que no se estan amando plenamente a su pareja ni a sí mismos, el temor a hacer daño los hace cuestionarse y detenerse, sienten que hay otras opciones y que pueden pedir ayuda cuando juntos no las estan encontrando, es la intuición, nuestro verdadero ser nos está hablando, qué fortuna cuando le hacemos caso!!! Cuando mis pacientes deciden trabajar sus propios temas, y se van dando cuenta, poco a poco, de que no era la pareja quien es el o la culpable, sino que, en muchas ocasiones, son sus propios demonios internos los que ponen en riesgo su relación, y entonces toman el corage suficiente para profundizar en sí mismos, en conocerse y aceptarse. Entonces se dan cuenta de que lo único que necesitaban era desarrollar su capacidad de amar, que no era la pareja la culpable, sino que en él o en ella depositaban lo que no podían ver en sí mismos porque les disgustaba al grado de borrarlo de la conciencia, es más fácil ver la paja en el ojo ajeno que ver la viga en el propio.
 
Sí, se requiere valor, corage y compromiso el trabajar con mis miedos y debilidades en una terapia. Yo admiro a quienes lo hacen, porque como dice mi propio terapeuta: "Te va a doler, pero te va a gustar". Y es una maravilla acompañarlos en su proceso de crecimiento interior, estar ahí cuando tienen miedo, cuando aceptan su vulnerabilidad y me muestran a ese ser tal cual y juntos lo descubrimos en su maravillosa realidad, ¡¡Qué bendición!!

Psic. Elena Bouchot Gamas
Consultorio: 52-33-78-72
Celular: 55-2951-5860
Página Web:
www.consultagestalt.com
Blog: http://www.gestaltconsulta.info/


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por Favor Tus comentarios aqui .

Crear una gran familia

  Trabajando en terapia con una pareja que no ha logrado avanzar a pesar de que han asistido con constancia y tienen muc...