¿De quíen no me debo enamorar? Parte 9 Los Límites

Buen día, anoche estuve pensando qué escribir hoy,  no es que el tema se haya agotado, sino que hay mucho qué decir todavía y bueno, decidí hablar sobre los Límites y está muy relacionado con el tema de ayer.
 
Los Límites son un "hasta aquí puedo permitir", cada persona tiene sus niveles de tolerancia y sus principios. Cuando estamos enamorados, es muy frecuente que nos volvamos complacientes, y al principio es muy sabroso, sentimos que "estamos haciendo felíz a nuestra pareja", pero con el tiempo se vuelve agotador, porque estamos dejando de ser nosotros mismos para ser lo que creemos que la otra persona espera de nosotros, para ser amados y aceptados, por el temor de perderlo o perderla, porque no nos sentimos suficientemente buenos para ser amados por quienes realmente somos. Dejame decirte, como terapeuta, que eres mucho mejor de lo que crees, así, tal cual eres, mereces ser amado, ¿te amas a ti mismo/ma? ¿te aceptas y te reconoces? ¿te puedes enamorar de ti mismo/ma? ¿Porqué sí, porqué no?
 
Los Límites tienen que ver con ir a tu favor, son respeto por tí mismo y por el otro, puedo asegurarte que los Límites son amor. Cuando siento que estoy dando demasiado en una relación y que ya no estoy tan contento, es que he descuidado mis propios límites, estoy amando demasiado y eso, ya no es amor, es en todo caso, dependencia.
 
¿Desde dónde estoy amando? ¿desde mi necesidad, mi miedo a la soledad, mi miedo a perder a mi pareja? ¿O desde mi deseo de compartir mi amor por mi mismo a mi pareja? porque no es lo mismo dar que compartir, si yo soy la fuente de amor, y lo comparto, nunca me voy a sentir vacío porque sé, que el amor nunca se agota, al contrario, se multiplica. Al dar amor, automáticamente estoy esperando lo mismo de regreso, por lo tanto se generan facturas que despues se quieren cobrar, comienza la frustración porque, no voy a recibir lo mismo que dí, o en la misma cantidad, mis necesidades se quedan insatisfechas (porque nadie nació para satisfacerlas, eso depende de mi solamente), por supuesto, comienzan los conflictos y los reclamos, las peleas y en muchas ocasiones los rompimientos. Debo saber que yo soy el responsable de mi vida, de mis actos y de mi bienestar, porque yo soy la persona más importante para mi, mientras yo desarrolle mi capacidad de amar, podré compartir lo que tengo dentro de mi, pero primero, me lo deberé dar a mi mismo/ma. No puedo dar lo que no tengo, y sí puedo dar lo que tengo, la pregunta es: ¿Qué tengo para dar?
 
Cuestiónate, tú tienes todas las respuestas en tu interior. Tienes tarea que hacer....
 
Saludos y hasta la próxima

Psic. Elena Bouchot Gamas
Consultorio: 52-33-78-72
Celular: 55-2951-5860
Página Web:
www.consultagestalt.com
Blog: http://www.gestaltconsulta.info/


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por Favor Tus comentarios aqui .

Crear una gran familia

  Trabajando en terapia con una pareja que no ha logrado avanzar a pesar de que han asistido con constancia y tienen muc...