EL DOLOR PARTE IX LA RESPONSABILIDAD

LA RESPONSABILIDAD

 

 

"La libertad significa responsabilidad;

Por eso le tienen tanto miedo

la mayoría de los hombres".

Bernard Shaw

 

 

   La responsabilidad está intrínsecamente relacionada con el compromiso y el compromiso comienza con nosotros mismos, en esta vida podemos hacer todo lo que queramos, sabiendo que nosotros somos los responsables de las consecuencias de nuestros actos y si somos capaces de afrontar dichas consecuencias. Responsabilidad significa la capacidad de "responder" ante nuestros actos, sean estos cuales fueren y cualquiera que haya sido la razón que nos llevó a actuar de determinada manera, fuimos nosotros los que decidimos, a final de cuentas, a hacer, decir, sentir, pensar y actuar de la manera en la que hicimos, de esta manera nos comprometemos con nosotros mismos y con quienes somos, las decisiones que tomamos tienen un costo, aún si decidimos no decidir, pagamos un precio, en esto radica el temor que nos da la responsabilidad y el compromiso. Creo firmemente que para llegar a vivir una vida plena y satisfactoria, es necesario vivir con responsabilidad y compromiso, para conmigo primero, para entonces también poder ser responsable y comprometido con el otro. Un ejemplo que veo frecuentemente en mi trabajo terapéutico con parejas, es que uno de los cónyuges culpa al otro de su sufrimiento e insatisfacción, y viceversa claro está. Y no se dan cuenta que están pidiendo al otro que satisfaga sus necesidades, cuando es responsabilidad de uno el satisfacerlas. Escucho frecuentemente las acusaciones: "Tú me haces la vida miserable", "Tú no me quieres lo suficiente", "No me das lo que necesito", "Tú me haces enojar, o estar triste", etc. Puedo mencionar miles de estos diálogos. Y yo les pregunto: "¿Tú naciste para satisfacer a tu pareja?" cuando una persona invierte en la relación se genera una factura que la otra parte debe pagar, de ahí se derivan las discusiones, exigencias, reclamos, pleitos y hasta divorcios "¡Tú me debes todo lo que he hecho por ti!" Es entregar a otra persona mi propio poder, el poder de hacer de mi lo que quiera. Cuando desarrollo amor a mi mismo, cuando yo mismo me amo, lo que voy a hacer es compartir mi amor con mi pareja y con las demás personas importantes para mi, al compartir no hay pérdida porque el amor no se agota, de esta manera no estaré esperando nada a cambio, porque mi satisfacción es compartir, tampoco se generará un sentimiento de pérdida, ya que a la persona a la que amo, le regalo mi amor y no existe la deuda. Yo decido compartir y yo soy responsable del amor que tengo para mí. Escuché una frase muy interesante que me gustó mucho: "Sin ti puedo vivir, pero es maravilloso vivir contigo". Esto abre paso para el siguiente tema, el amor.

 



Psic. Elena Bouchot Gamas
Consultorio: 52-33-78-72
Celular: 55-2951-5860
Página Web:
www.consultagestalt.com
Blog: http://www.gestaltconsulta.info/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por Favor Tus comentarios aqui .

Crear una gran familia

  Trabajando en terapia con una pareja que no ha logrado avanzar a pesar de que han asistido con constancia y tienen muc...