EL DOLOR PARTE VIII LA SOLEDAD

LA SOLEDAD

 

 

   Para muchas personas la soledad es aterradora, de verdad la sufren, porque por medio de ella, logramos escuchar a nuestro ser, nos damos cuenta del vacío existencial que tenemos en nuestro interior y sentimos el vértigo de la angustia que nos genera este contacto.

 

   Es la soledad, una oportunidad intensa y profunda de conocernos, de sentirnos y percibirnos, sin embargo da miedo, no estamos acostumbrados a este tipo de sensación y salimos huyendo a buscar a alguien que nos acompañe y nos saque de esta situación atemorizante.

 

   Si nos damos el tiempo suficiente de estar a solas, con la mejor compañía que tenemos, la propia, la mía, esa sensación de angustia desaparecerá lentamente y entonces, podremos disfrutar el estar con nosotros mismos.

 

   Conozco personas que brincan de una relación amorosa a otra, con tal de no estar solas, no importa mucho si esa persona les gusta lo suficiente, tampoco les importa mucho si les conviene o no. Así entran en relaciones destructivas y dañinas, entonces se sienten en un callejón sin salida, no toleran su soledad, pero sus relaciones les acarrean mayores sufrimientos, están entrampados. Si por soledad decido estar con una pareja, pronto desearé estar sola nuevamente.

 

   Haz este ejercicio: Quédate solo en una habitación, sin ruidos ni nada que te distraiga, siéntate o acuéstate y quédate así en silencio todo el tiempo que puedas. Ahora revisa tu reloj y verifica cuánto tiempo transcurrió. ¿Fue fácil para ti hacerlo? ¿Te agradó hacerlo? ¿De qué te das cuenta? ¿Cuánto tiempo aguantaste estar así? ¿Qué pasó por tu mente?

 

   ¿Cómo voy a conocerme, si ni siquiera puedo estar conmigo misma a solas? ¿Cómo voy a amarme si salgo huyendo de mi mismo?

 

   La mayor libertad esta dentro de mí interior, en ese espacio donde puedo crear, soñar, imaginar y conocerme. La libertad de no necesitar a nadie para poder ser feliz, entonces disfrutar mi paz interior. Es un viaje a tu mundo interno, estamos acostumbrados a vivir hacia el afuera, perdiéndonos una gran riqueza que hay que descubrir y disfrutar, solamente entrando ahí la podremos encontrar y darnos cuenta que la única soledad es aquella en la que no somos capaces de disfrutar mi propia compañia, la mejor de todas!!

 
 
Harold McMillan: Deberíamos usar el pasado como trampolín y no como sofá".
 


Psic. Elena Bouchot Gamas
Consultorio: 52-33-78-72
Celular: 55-2951-5860
Página Web:
www.consultagestalt.com
Blog: http://www.gestaltconsulta.info/


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por Favor Tus comentarios aqui .

Adolescencia y sus mitos

Hola, este artículo hablará sobre algunos aspectos de la adolescencia, esta etapa del desarrollo humano un tan...