Ir al contenido principal

LA AUTOESTIMA

LA AUTOESTIMA Y EL AMOR PROPIO

 

 

Desde hace algún tiempo venimos escuchando el termino de Autoestima y cada autor nos da un significado muy similar, el cual, yo lo compararía con el amor propio, esa energía personal que nos hace valorarnos a nosotros mismos por lo que somos no por lo que tenemos, nos hace ir adelante en nuestro crecimiento y madurez.

 

Pero no todo es tan sencillo como parece, ¿de dónde proviene la autoestima? Básicamente de nuestros padres y nuestra familia, esta comprobado que los hijos de padres con una autoestima alta serán personas con una autoestima alta y viceversa.

 

Según Virgina Satir, todos poseemos una Autoestima, ella menciona como ejemplo una olla, a veces la tenemos llena a veces no tanto y a veces estará casi vacía. Lo importante es que normalmente nuestra olla este llena. Pero, ¿qué elementos tiene la Autoestima? Para comenzar, la autoestima es la manera en que nosotros mismos nos queremos, por ello existe una evaluación que llamaremos Autoconcepto, esperando que el concepto que tenemos de nosotros mismo sea lo más positivo posible para que este nos lleve al segundo concepto y parte integral de la Autoestima, la Autoaceptación.

 

Muchos psicólogos consideramos que la mayoría de los conflictos de las personas son provocados por una Autoestima baja, la cual es una carencia de amor, aceptación y comprensión de la propia persona, lo cual nos provoca mucha inseguridad, angustia, miedo y un sin fin de padecimientos físicos, además de relaciones personales disfuncionales y conflictivas, dentro y fuera del hogar.

 

Muchos personas no tuvieron la fortuna de haber sido educados y cuidados por unos padres con una autoestima alta, pero el ser humano en general, basta con que se lo proponga, puede lograr cambios muy significativos en su personalidad, la mente humana es muy flexible y lo único que se requiere es perder ese miedo al cambio y darse cuenta que uno puede vivir una vida más plena y feliz.

 

Pero vamos a analizar de una manera breve cómo se  desarrolla la autoestima durante la infancia en nuestros hogares. El niño pequeño depende totalmente de sus padres, lo deseable es que sus necesidades sean satisfechas por ellos. La necesidad del niño más importante es la de ser amado por los padres, ser aceptado y valorado, por ello, es capaz de renunciar a si mismo con tal de agradar y complacer a sus padres creando algo muy importante que se llama IDENTIDAD, y su verdadero yo se pierde en su interior, deja de ser él o ella mismos para ser lo que sus padres esperan de él ya que su temor a no ser amado y aceptado por ellos es un temor demasiado fuert y angustiante. Esta es la raíz de la angustia existencial.

 

 Así van pasando los años y los años, nos vamos acostumbrando a esta IDENTIDAD, llegando a creer que realmente somos nosotros mismos los que deseamos ser médicos o arquitectos o amas de casa y madres, lo cual no tiene nada de malo si realmente fueran nuestros verdaderos deseos, y no lo que nos han ido metiendo en la cabeza. ¿Pero dónde queda nuestro verdadero Yo??? El pobre queda escondido y enterrado bajo capas y capas de Identidad y una tarea muy importante es rescatar a nuestro verdadero Yo para lograr ser auténticos y entonces sí, construir una autoestima alta sobre una base sólida, la cual será un Yo real.

 

El amor a mi mismo, y que va tan de la mano con la autoestima, es simplemente nunca faltarme al respeto, cuidar mi cuerpo, mi salud, mis finanzas y las relaciones con mis seres queridos, así como no me gusta lastimar a mis padres, hijos, hermanos, tampoco quiero lastimarme o que me lastimen, en fin, es hacerme responsable por mi bienestar, por mi persona y por mi seguridad. Muchas personas están en contra de este concepto porque piensan que es igual que egoísmo, al contrario, si yo no siento amor, si yo no tengo amor para mi mismo,  no puedo dárselo a nadie, no puedo dar lo que no tengo dentro. Si yo logro desarrollar ese amor por mi mismo, entonces estaré en condiciones de poder compartir este amor de una manera más plena y sincera a todos los demás. Y por otro lado, algo muy importante, estaremos enseñando con nuestro propio ejemplo a nuestros hijos, a que ellos también desarrollen una autoestima elevada y un Yo auténtico, fuerte y lleno de amor.



Psic. Elena Bouchot Gamas
Consultorio: 52-33-78-72
Celular: 55-2951-5860
Página Web:
www.consultagestalt.com
Blog: http://www.gestaltconsulta.info/

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Crisis de la Edad Adulta

Una gran maestra que tuve en la universidad me compartió este artículo, por demás interesante y con su permiso lo posteo en este blog para enriquecerlo y hacerlo más interesante y versátil. Sé que te va a interesar mucho, es un tema tan actual y a la vez tan antiguo, y entendamos de qué se trata esta crisis.



Los Sentimientos y su importancia

LOS SENTIMIENTOSTodos nosotros nacemos con un paquete de sentimientos, ellos son naturales y positivos por más desagradables que puedan parecer a veces. Estamos en una civilización bastante desensibilizada, evitamos sentir lo más posible porque nos han dicho que eso es malo, pero evitar sentir es muy dañino, sobre todo, evitamos sentir lo desagradable, nos han enseñado también que debemos vivir placenteramente, de una manera hedonista y superficial. La realidad es que el sufrimiento y el dolor existen y yo no conozco a nadie que no haya sufrido alguna vez, es parte inevitable de la vida.Los sentimientos tienen la facultad de avisarnos que algo está pasando, es una alarma que nos señala algo que tenemos que analizar y cambiar en nosotros. Por ejemplo:a)La Tristeza nos avisa que necesitamos tomar un tiempo para estar con nosotros a solas.b)El Enojo nos permite poner límites y defendernos.c)La Alegría nos contacta con la vida.d)El Afecto nos contacta con otras personas.e)El Miedo nos per…