Ir al contenido principal

SUICIDIO EN LA ADOLESCENCIA


EL SUICIDIO EN LA ADOLESCENCIA

¿CÓMO PREVENIRLO?

 

 

 

   La adolescencia es un período en el desarrollo del ser humano llena de crisis, cambios físicos, emocionales y sociales que hacen que los jóvenes estén muy vulnerables y frágiles emocionalmente, es una etapa donde ya no son niños pero tampoco adultos, buscan su independencia e identidad pero aun adolecen de la madurez y experiencia suficiente para poder sobrellevar los cambios que están viviendo. Es una etapa que comienza aproximadamente entre los 10 años con la pubertad, y termina a los 19, aunque puede variar de individuo a individuo. Los adolescentes requieren del apoyo y comprensión de sus padres, familiares, profesores y demás adultos, en este período, los amigos son sumamente importantes pero también es posible que puedan ser malas influencias en ellos. Los padres juegan un papel determinante para que sus hijos pasen por esta etapa de una manera más saludable y satisfactoria, pues ellos son sus instructores de vida, quienes los van a orientar, aconsejar y comprender. Los jóvenes no saben lo que les está ocurriendo, se encuentran desorientados, asustados y bajo gran estrés.

 

   El suicidio en la adolescencia es un problema de salud pública potencialmente evitable si sabemos cómo detectarla a tiempo para evitar un trágico desenlace, el reconocimiento y la intervención temprana de los trastornos metales como la depresión y la ansiedad, y el abuso de sustancias como el alcohol y otras drogas, son la manera más efectiva para prevenir el suicidio. El adolescente esta más vulnerable emocionalmente debido a diversos cambios que esta enfrentando, tanto biológicos, psicológicos y sociales, el adolescente se encuentra bajo mucha presión, por ello, es más común este tipo de acciones entre los jóvenes. No quiero decir con esto que corren peligro todos los jóvenes, sino solo aquellos que se encuentren más frágiles. Desafortunadamente, las estadísticas muestran que la tendencia es a aumentar el número de casos, siendo ya la segunda causa de muerte juvenil a nivel mundial.

 

   Generalmente una persona, ya sea un adolescente o un adulto, constantemente está mandando señales de que piensan o están planeando poner fin a sus vidas. Saber detectar cuales son esas señales sin que sea necesario que uno sea un profesional de la salud, para lograr distinguir las actitudes de un suicida potencial y poder apoyar a la persona a resolver los problemas que está teniendo con el fin de que vean que el suicidio no es la solución a ellos. Lo más recomendable en estos casos es pedir ayuda profesional, ya sea de un psicólogo, psiquiatra o médico.  La terapia psicológica es fundamental para entender cuál es el motivo o motivos que están provocando que alguien busque en el suicidio una manera de dejar de sufrir.

 

   La depresión es una de las principales causas, los síntomas de ella son las señales que se pueden detectar. Síntomas como la falta de apetito o en su caso, exceso de apetito, con ello el aumento y/o disminución de peso, apatía, falta de placer en las actividades que anteriormente se disfrutaban sin ningún problema, falta de energía, aislamiento social y familiar, frecuentemente la persona duerme más de lo usual o al contrario, padece insomnio, entre otros síntomas. La depresión puede ser causada por un sin fin de factores, pero lo que deseo dejar en claro en estos momentos es que no se cura por si sola, se requiere de apoyo profesional para encontrar estos factores que la están desencadenando. Cada caso es diferente, así como cada persona lo es, y el tratamiento requiere ser individual y personal. Si no se atiende a tiempo, la depresión tiende a ir en aumento hasta llegar a ser discapacitante para el individuo y en el peor de los casos llegar al acto suicida.

 

   Por otro lado, una de las principales causas de la depresión entre los adolescentes, es la desintegración familiar, la familia continúa siendo el núcleo emocional de sus integrantes. En muchas ocasiones ambos padres salen a sus empleos intentando mejorar su situación económica, los jóvenes ahora se encuentran más solos y desprotegidos de los peligros externos. El divorcio también es otra causa de desintegración familiar. La cuestión es, qué tanta atención y afecto está recibiendo el joven en estos tiempos.

 

   Dotar a la sociedad, a los padres, adolescentes, profesores y otros familiares de literatura científica que aborde seriamente el problema de la conducta suicida, es de gran beneficio, pues pueden aprender a cuidarse y a cuidar de los otros, a estar más capacitados para detectar a aquellos que están pensando en un acto suicida y evitar que esto ocurra. El acto suicida tiene su historia, no ocurre así como así, sino que tiene un largo proceso, es una decisión largamente pensada, analizada, desechada y retomada en múltiples ocasiones, para poner fin a una vida, en la que el suicidio es un síntoma más, el último síntoma. Y esto da el tiempo suficiente y la oportunidad de darnos cuenta y detener a tiempo el acto final.

 

   Estamos inmersos en una sociedad, donde todos tenemos el derecho a ser protegidos y cuidados, estamos unidos al pertenecer a una comunidad, por lo tanto, considero importante la corresponsabilidad, el trabajo en equipo por el bienestar de todos los integrantes.

 

 


Psic. Elena Bouchot Gamas
Consultorio: 52-33-78-72
Celular: 55-2951-5860
Página Web:
www.consultagestalt.com
Blog: http://www.gestaltconsulta.info/

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Crisis de la Edad Adulta

Una gran maestra que tuve en la universidad me compartió este artículo, por demás interesante y con su permiso lo posteo en este blog para enriquecerlo y hacerlo más interesante y versátil. Sé que te va a interesar mucho, es un tema tan actual y a la vez tan antiguo, y entendamos de qué se trata esta crisis.



Los Sentimientos y su importancia

LOS SENTIMIENTOSTodos nosotros nacemos con un paquete de sentimientos, ellos son naturales y positivos por más desagradables que puedan parecer a veces. Estamos en una civilización bastante desensibilizada, evitamos sentir lo más posible porque nos han dicho que eso es malo, pero evitar sentir es muy dañino, sobre todo, evitamos sentir lo desagradable, nos han enseñado también que debemos vivir placenteramente, de una manera hedonista y superficial. La realidad es que el sufrimiento y el dolor existen y yo no conozco a nadie que no haya sufrido alguna vez, es parte inevitable de la vida.Los sentimientos tienen la facultad de avisarnos que algo está pasando, es una alarma que nos señala algo que tenemos que analizar y cambiar en nosotros. Por ejemplo:a)La Tristeza nos avisa que necesitamos tomar un tiempo para estar con nosotros a solas.b)El Enojo nos permite poner límites y defendernos.c)La Alegría nos contacta con la vida.d)El Afecto nos contacta con otras personas.e)El Miedo nos per…