Ejercicios Introspectivos

En la consulta Gestalt acostumbramos aplicar algunos ejercicios y dinámicas durante las sesiones terapéuticas, con la finalidad de promover un darse cuenta, una toma de conciencia más profunda por medio de la vivenciación más que de la mera intelectualización. Ahora quiero compartirte dos de mis favoritos, si es que te interesa, te invito a realizarlos cuantas veces quieras y cuando quieras. Estos ejercicios tienen el objetivo de contactar con tu interior para sentirte, escucharte y hacerte caso, a esto en Gestalt le llamamos "Sensibilización" y es el medio por el cual puedo ir haciendo mi proceso de conocerme - aceptarme - reconocerme - comprenderme - amarme. Antes de comenzar quiero aclarar que no basta con hacer algunos ejercicios para lograr desarrollar mi amor a mi mismo, sin embargo, es un buen inicio, ya te iré compartiendo otras técnicas que a mi me han funcionado, además de libros, recomendarte tomar terapia con el terapeuta que más confianza te de, también existen talleres, cursos, diplomados, técnicas de meditación, yoga y muchas otras cosas más.

Ejercicio 1)
Tómate unos minutos al día para hacer una actividad lo más lento posible, casi en cámara lenta y pon toda tu atención en lo que estas haciendo y cómo lo estas haciendo. Así de fácil estarás experimentando el aquí y el ahora. Al bajar la velocidad lo más posible te permite poner toda tu atención en la actividad realizada, tu mente se vacía de otras cosas y lo único que existe es lo del momento. Mientras lo estás haciendo, dáte cuenta cómo te sientes, si es fácil o no, y te recomiendo que lo sigas haciendo durante algunos días.

Ejercicio 2)
Pónte cómoda o cómodo, cierra tus ojos y pon toda tu atención en tu respiración sin alterarla, sólo siéntela por unos minutos. Después, con tu mente recorre tu cuerpo identificando qué sensaciones hay en ese momento, tanto internas como externas. También date cuenta si es fácil o no, si es cómodo, checa cómo te sientes mientras lo estas haciendo, si surge alguna sensación más intensa o alguna clase de molestia o de dolor y ponle especial atención. Este ejercicio te permite escuchar a tu cuerpo, él es muy sabio y todo el tiempo te esta avisando algo, las sensaciones corporales se convierten en sentimientos cuando les ponemos nombre, es decir, son sensaciones bautizadas. Esta actividad nos permite sensibilizarnos también y darnos cuenta qué necesitamos realmente.

Existen dos tipos de necesidades: Necesidades Reales y Necesidades Irreales, el cuerpo nos ayuda a darnos cuenta cual es cual y en el próximo artículo hablaré de estas necesidades, cuál es la diferencia y para qué sirven. También, en otros artículos estaré compartiéndote más ejercicios Introspectivos y de otros tipos.


Psic. Elena Bouchot Gamas

Consultorio: 52-33-78-72
Celular: 55-2951-5860
Página Web:
www.consultagestalt.com
Blog: http://www.gestaltconsulta.info/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por Favor Tus comentarios aqui .

Adolescencia y sus mitos

Hola, este artículo hablará sobre algunos aspectos de la adolescencia, esta etapa del desarrollo humano un tan...