23 marzo 2011

Las Necesidades Humanas

Ayer quedé de escribir este artículo sobre las necesidades, aparentemente un tema quizá sin mayor trascendencia, espero que después de leerlo tu idea cambie y pongas más atención a tus necesidades, pues ellas hablan mucho de quién eres tú.

Comencemos por identificarlas:

Necesidades Organísmicas: Son Fisiológicas, si no las satisfacemos nos enfermamos y hasta podemos morir: Alimento, descanso, sueño, beber, contacto físico, higiene, respirar, movimiento, ir al baño, etc.

Necesidades Psicológicas: Son necesidades que necesito para mi, algunos teóricos les llaman necesidades egoístas: Expresión, protección, seguridad, pertenencia, logro, vinculación, afecto, aceptación, orden, libertad, compañía, privacía, comunicación, conocimiento, recibir, equilibrio, paz, comfort, etc.

Necesidades de Trascendencia: Son las más elevadas, cuando llegamos a este tipo de necesidad es porque hemos resuelto las anteriores  en un nivel superior: Dar, armonía, sentido, amar, aportar, enseñar, intimidar, compartir, servicio, realización, producir, belleza, justicia, unidad, verdad.

Necesidades Falsas: Sustitución o exageración de las necesidades anteriormente mencionadas: Reconocimiento, sobreprotección, éxito, poder, control, ninfomanía, acumular, tener, estatus, comodidad exagerada, adicciones, compulsiones, sexo adicto, etc.

Las necesidades sirven para movilizarnos en nuestro desarrolllo, necesitar es algo natural, todos necesitamos y nos motiva a hacer algo para conseguir el satisfactor. No es posible no necesitar y por supuesto, las necesidades fueron hechas para ser satisfechas en el medio ambiente y es muy raro que yo sea mi propio satisfactor. Por lo tanto, mi necesidad me motiva a hacer algo, dirigirme a alguien. El problema comienza cuando confundimos la necesidad con el satisfactor, por ejemplo: "Tengo hambre, necesito comer" es muy diferente a decir "Necesito comer Sushi, si no es así, entonces no quiero nada". "Quiero afecto", "solo Pedro puede darme el afecto que necesito", el problema es cuando Pedro no quiere o no puede darme el afecto que necesito. Al confundir la necesidad con el satisfactor se restringen las posibilidads de satisfacer. No necesitamos dinero, pareja, hijos, tiempo, porque son el medio para satisfacer una necesidad, quizá de afecto, de apoyo, de amor, de pertenencia. Si llego a confundir la necesidad con el satisfactor entonces puedo encapricharme y amargarme: "Si Pedro no me quiere, puedo acercarme a mis amigos para encontrar el cariño y compañía que necesito" o "buscar otro novio que sí me quiera". Hay más posibilidades.

En Terapia Gestalt, los terapeutas estamos al pendiente de descubrir las necesidades del paciente, muchas de las crisis existenciales se deben a que, o no saben lo que necesitan y se sienten desorientados, o se aferran a un satisfactor que ya se ha ido o no puede darles lo que necesitan y entonces estan aferrándose a necesidades falsas o neuróticas.

Cuando actuamos a partir de una necesidad falsa o neurótica, generalmente, si es que siempre, vamos a tener resultados paradójicos, es decir, vamos a obtener lo contrario a lo que deseamos obtener. Ejemplo:

Hace algunos años atendí  a una adolescente, había terminado con su primer novio porque él empezó a salir con su mejor amiga, por lo tanto mi paciente estaba muy deprimida y sentía que a su corta edad, la vida ya no enía sentido y quería morirse. Fátima, mi joven paciente, hizo muchas cosas por conseguir regresar con aquél muchacho al que creía amar, le perdonó el engaño y la traición, le llamaba por teléfono, aceptaba groserías de parte de él. ¿Resultado? El nunca quizo regresar con ella, al contrario, se alejó más. Fátima, más que amarlo, lo necesitaba a él, no puso atención a sus necesidades reales de aceptación, amor, compañía, sino que se aferró a un chico que no podía darle lo que ella necesitaba.

Las sensaciones corporales y los sentimientos, son una buena guía para detectar lo que necesitamos, mañana, en el siguiente artículo continuaré con este tema complementándolo con los sentimientos y lo corporal.

Psic. Elena Bouchot Gamas
Consultorio: 52-33-78-72
Celular: 55-2951-5860
Página Web:
www.consultagestalt.com
Blog: http://www.gestaltconsulta.info/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Por Favor Tus comentarios aqui .