Ir al contenido principal

Superando el despido del trabajo!!

SUPERANDO EL DESPIDO, SUPERANDO EL PROCESO DEL DUELO

 

 

El Dios en quien yo creo no

nos manda el problema, sino

la fuerza para sobrellevarlo.

 

Harold S. Kushner.

 

 

Las pérdidas forman parte inevitable de nuestra vida, por medio de ellas aprendemos y crecemos, somos lo que somos gracias a lo perdido y a cómo nos hemos conducido frente a estas pérdidas, a veces nos cuesta mucho trabajo enfrentarnos a la realidad, pero no hay de otra.  La pérdida no es solamente hablar de la muerte de un ser querido, sino que también existen pérdidas de toda índole, como por ejemplo: tener que dejar un sueño, la pérdida de una esperanza, la pérdida de la juventud, la pérdida de una oportunidad, cuando los hijos se van de casa y así puedo mencionar muchas más. Entre ellas, la pérdida de un empleo.

 

El duelo es el proceso por el que atravesamos después de una pérdida, es el trabajo que tenemos que hacer para solucionarlo, este proceso tiene 5 etapas que te voy a explicar brevemente:

 

1)      La negación. Es la primera de estas etapas, es cuando no podemos creer que esto nos está sucediendo a nosotros, tenemos la esperanza que nos digan todo fue un error. La negación es un mecanismo de defensa que nos permite obtener la fuerza necesaria para enfrentar el evento funesto por el cual estamos pasando. Nos da tiempo para asimilar lo que pasa y tomarnos un tiempo para analizar y aceptar lo inevitable.

2)      El enojo. Nos enojamos por la injusticia o porque creemos que la decisión fue justa y cometimos algún error, entonces nos creemos merecedores de lo que nos está ocurriendo, entonces podemos estar enojados con nosotros mismos, con Dios, con la vida o con el otro. Esta etapa es importante porque el enojo nos da la energía y la fuerza para enfrentar la situación actual.

3)      Negociación. Buscamos soluciones para que no ocurra lo que ya está ocurriendo, vemos la manera de evitar esta pérdida.

4)      La tristeza. Cuando nos damos cuenta que es un hecho, que no hay solución, entramos en un estado de tristeza y desánimo, el cual también es positivo, estamos expresando el dolor que nos causa haber perdido a alguien o algo importante para nosotros y amerita que lloremos por ello.

5)      La aceptación. Estamos más tranquilos, aceptamos la realidad y estamos listos para comenzar con la recuperación.

 

Estas etapas no siempre van en ese orden, ya que cada duelo se vive de manera diferente e individual. Conforme va pasando el tiempo, estas etapas siguen apareciendo, habrán momentos en que te sientas bien para después volver a estar triste o enojado, es un ciclo que se irá repitiendo tantas veces como sea necesario, cada vez con menor intensidad y frecuencia, poco a poco te vas sintiendo más tranquilo, tendrás momentos más prolongados de bienestar. Es importante que tengas paciencia y contactes con tus sentimientos, el duelo no se resuelve solo, hay que vivirlo para resolverlo. Si no se resuelve, entonces continuará por mucho más tiempo de lo necesario. Conozco personas en duelo desde hace 25 años. El duelo suele durar de 6 meses a 2 años, después de los 2 años ya se puede diagnosticar como patológico. Si crees necesitar ayuda profesional, no dudes en hacerlo ya que un duelo no resuelto puede generar depresión acompañada de angustia.

 

LISTA DE PÉRDIDAS DOLOROSAS:

 

Es una estadística de "situaciones dolorosas", que ha sido tomada como referencia desde hace muchos años, sin embargo, se confirma año tras año. Para estas estadísticas la desaparición del conyugue sería la máxima causa de dolor entre la población de entre 25 y 70 años. A continuación te presento esta estadística:

 

LISTA DE PÉRDIDAS                                                                                   DOLOR

 

Muerte del conyugue                                                                                    100

Condena en la cárcel                                                                                      91

Muerte de un familiar cercano (hijo)                                                                83

Divorcio                                                                                                         80

Despido del trabajo, reducción de ingresos                                                76

Muerte de un familiar cercano (hermano, padres)                                              65

Enfermedad personal o accidente grave                                                             60

Casamiento                                                                                                     50

Muerte de un amigo cercano                                                                             48

Jubilación                                                                                                        45

Enfermedad o accidente grave de un familiar                                                      44

Dificultades sexuales                                                                                         39

 

 

LA DEPRESION

 

Si tú crees que estás deprimido, te hago algunas preguntas  para que puedas diagnosticar la depresión:

 

¿Últimamente duermes más o menos de lo normal?

¿Tienes insomnio?

¿Estas comiendo más o estas inapetente?

¿Tienes sentimientos de melancolía frecuentemente?

¿Tienes mucha flojera?

¿Lo que antes te gustaba hacer ahora ya no lo disfrutas?

¿Te cuesta trabajo levantarte de la cama por las mañanas?

¿Tu arreglo personal ha desmejorado?

¿Deseas estar solo cuando antes preferías estar acompañado?

 

Si haz contestado afirmativo a estas preguntas, es muy probable que estés padeciendo depresión. La depresión tiene niveles de intensidad, la intensidad más leve es la Distimia y es difícil que nos demos cuenta que la padecemos por que es muy suave. Existe un amplio rango de niveles hasta llegar a la Depresión más profunda y discapacitante, cuando la persona ya no puede levantarse de la cama, no se viste ni se arregla, su energía está totalmente baja.

 

La mejor manera de evitar la depresión es expresar mi dolor, enojo y todos los sentimientos que tenemos después de una pérdida, los cuales pueden ser muy diversos y cambiantes. Comprender que estamos pasando por un mal momento y que requerimos tiempo para recuperarnos. Darnos el permiso de llorar cuando tengamos ganas de hacerlo, tristemente en nuestra cultura, se han educado a muchos personas a no llorar y se tienen que tragar su dolor, el cual no desaparece, se queda encapsulado en su interior, un sentimiento que no se expresa no se resuelve, cuando esto sucede pueden comenzar a aparecer enfermedades que al principio van desde leves, como resfriados hasta cuestiones más serias como la colitis, gastritis, infecciones, hasta canceres y afecciones cardiacas. Todo por no expresar mi tristeza. Algo similar sucede con las mujeres, se les dice que una mujer no se ve bonita si se enoja, entonces tienden a reprimir la expresión de su enojo aunque tengan el derecho de hacerlo para poner límites y darse a respetar.

 

LA PERDIDA DE EMPLEO

 

Cuando nos llegan a despedir de un trabajo, en el cual nos sentíamos a gusto, ya teníamos algún tiempo ahí, y sobre todo, ya habíamos hecho buenas relaciones con nuestros compañeros. Estamos viviendo una pérdida importante y significativa, por lo tanto comenzamos el proceso del duelo, dependiendo de qué tan importante haya sido este empleo para nosotros, entonces será proporcional al nivel de profundidad en que padezcamos la pérdida.

 

Además que nos estamos viendo en una situación difícil, ahora tenemos que movernos con rapidez para encontrar otro empleo y poder tener una fuente de ingresos. En nuestra vida tenemos 5 áreas importantes: a) Las Relaciones Interpersonales, b) Área Profesional, c) Diversión, d) Estudio, y e) Relación Intrapersonal (conmigo mismo). Cuando estas áreas están siendo bien integradas y cuidadas, vivimos en armonía y mayor salud mental y física. Nuestro lugar de trabajo se vuelve nuestra segunda casa, ahí pasamos mucho tiempo e invertimos mucho de nosotros mismos, con nuestros compañeros llegando a hacer amigos, en nuestro empleo hacemos sueños y planes, tenemos la seguridad de una paga quincenal por lo tanto tenemos esa seguridad y por si fuera poco, también logramos tener cierto Estatus de importancia, nos sentimos necesarios y productivos. ¿Puedes darte cuenta de todo lo que se pierde? Es muy comprensible que te sientas triste y angustiado, entre muchos otros sentimientos que te acompañan.

 

LOS SENTIMIENTOS

 

Todos nosotros nacemos con un paquete de sentimientos, ellos son naturales y positivos por más desagradables que puedan parecer a veces. Estamos en una civilización bastante desensibilizada, evitamos sentir lo más posible porque nos han dicho que eso es malo, pero evitar sentir es muy dañino, sobre todo, evitamos sentir lo desagradable, nos han enseñado también que debemos vivir placenteramente, de una manera hedonista y superficial. La realidad es que el sufrimiento y el dolor existen y yo no conozco a nadie que no haya sufrido alguna vez, es parte inevitable de la vida.

 

Los sentimientos tienen la facultad de avisarnos que algo está pasando, es una alarma que nos señala algo que tenemos que analizar y cambiar en nosotros. Por ejemplo:

 

a)      La Tristeza nos avisa que necesitamos tomar un tiempo para estar con nosotros a solas.

b)      El Enojo nos permite poner límites y defendernos.

c)      La Alegría nos contacta con la vida.

d)     El Afecto nos contacta con otras personas.

e)      El Miedo nos permite cuidarnos, evitar los peligros y sobrevivir.

 

Sentir también nos permite hacer contacto conmigo mismo y con la vida, saber qué es lo que necesito, es importante hacerles caso para poder satisfacer esa necesidad que tengo. Los sentimientos son de corta duración, si permitimos su expresión se van pronto.

 

Todos tenemos nuestra forma de afrontar y expresar una pérdida, no hay una buena y una mala forma de hacerlo, simplemente cada quien tiene su forma, cada quien sabemos lo que estamos sintiendo y necesitando en diferentes momentos, ya que pueden variar de un minuto a otro, podemos pasar del enojo a la tristeza, luego a la calma, de repente nos volvemos a enojar, o simplemente deseamos estar a solas y alejarnos un momento de las personas que de buena fe nos quieren consolar y dar consejos. Vive lo que tengas que vivir y siente lo que tengas que sentir, y toma las decisiones que tú consideres que son las mejores para ti. Busca y pide lo que necesites, en estos momentos esto ayuda mucho, tú eres el experto en ti mismo y sabrás hacer lo necesario para salir adelante de este proceso, confía en tu instinto, él te podrá guiar.

 

 

SENTIMIENTO DE VERGUENZA, Y CULPA

 

Algunas personas después de ser despedidas pueden llegar a sentir culpa o vergüenza ya que llegan a creer que cometieron un error o varios, no dieron el ancho, no son lo suficientemente buenos para haber mantenido su empleo y muchas cosas por el estilo. Yo creo que los sentimientos de vergüenza y culpa no deberían de existir, ya que no son naturales ni innatos al ser humano, nosotros los inventamos basados en juicios de valor sobre nosotros mismos. Antes de un sentimiento de esta naturaleza hay siempre un pensamiento negativo que genera dicho sentimiento, por ejemplo: "no valgo", "no sirvo", "soy un fracasado", y mil más. Además, estos sentimientos no sirven más que para hacernos sentir mal. No tienen otro uso. Si tu te estas sintiendo de esta manera, pregúntate ¿Qué estas pensando de ti? ¿De qué manera te estás juzgando? Algunas veces nosotros somos nuestros peores jueces y llegamos a ser terriblemente duros. Esta actitud hacia nosotros empeora la situación del duelo, la vuelve más difícil y más dolorosa. Existen muchos factores por los cuales nos escogen para ser despedidos, por recorte de personal y más ahora como está la situación financiera, muchas compañías tienen que despedir a muchas personas y no por gusto sino por necesidad, escogen a la gente que les cuesta más barato despedir, a la que tiene poco tiempo y a la que tiene puestos menos importantes. Pero, si en dado caso te despidieron porque realmente cometiste algunos errores, te puedo decir que de ellos se aprende mucho, no somos perfectos aunque sí podemos ir siendo mejores. No hay errores, solo hay resultados y yo creo que todos nos equivocamos mientras vamos adquiriendo experiencia y conocimiento.

 

 

COMENZAR DE NUEVO

 

Es tiempo de buscar trabajo, el cual ya es un trabajo en sí. La vida esta hecha de muchos cambios y "todo pasa para nuestro bien", algo debemos aprender, es necesario adaptarse al cambio y actuar. Aunque también es necesario "Soltar", aferrarnos a algo lo único que hace es perder el tiempo y alargar el proceso de duelo. Talvez esa sea la lección que debamos aprender cuando vivimos una pérdida, aprender a soltar.

 

 

EL TRABAJO

 

"El trabajo es una forma esencial de amor a la vida es una manera  íntima y personal de asumir el más profundo secreto de la vida.

 

Pero a veces, en medio de la melancolía, llamamos dolor al nacimiento y vemos como la señal de una maldición al trabajo que alimenta nuestras carnes; sin embargo no hay nada mejor para borrar esta  señal de dolor que el sudor de nuestra frente.

 

También se ha dicho que la vida es oscura y desagradable; este pensamiento es producto del cansancio y tú lo repites en tu lasitud.

 

Yo te digo que la vida es ciertamente dolorosa cuando no se actúa sobre ella. Pero la acción es ciega si no deviene del conocimiento, y el saber es vano si no es aliado del trabajo.

 

Pero el propio trabajo no rinde fruto si no es producto del amor. Cuando se trabaja con amor se unen los hombres entre sí y Dios está presente en esta unión.

 

Es sembrar con ternura para recoger la cosecha con alegría, como si fuese el alimento de quienes amas.

 

Quien no siente amor en el trabajo, sino solamente pena y disgusto, debería entonces abandonar el trabajo y sentarse en la puerta del templo para mendigar limosna a quienes trabajan con amor. Porque si el panadero trabaja con indiferencia sólo producirá un pan inconsistente, que calmará a medias el hambre de quien lo pruebe".

 

G. J. Gibram

"El jardín del Profeta"



Psic. Elena Bouchot Gamas
Consultorio: 52-33-78-72
Celular: 55-2951-5860
Página Web:
www.consultagestalt.com
Blog: http://www.gestaltconsulta.info/

Comentarios

  1. pos si nomas que cuando te corren ni te dan ganas de nada , nomas asi com oque de vengarte de los que te corrieron no o como ves

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Por Favor Tus comentarios aqui .

Entradas populares de este blog

La Crisis de la Edad Adulta

Una gran maestra que tuve en la universidad me compartió este artículo, por demás interesante y con su permiso lo posteo en este blog para enriquecerlo y hacerlo más interesante y versátil. Sé que te va a interesar mucho, es un tema tan actual y a la vez tan antiguo, y entendamos de qué se trata esta crisis.



Los Sentimientos y su importancia

LOS SENTIMIENTOSTodos nosotros nacemos con un paquete de sentimientos, ellos son naturales y positivos por más desagradables que puedan parecer a veces. Estamos en una civilización bastante desensibilizada, evitamos sentir lo más posible porque nos han dicho que eso es malo, pero evitar sentir es muy dañino, sobre todo, evitamos sentir lo desagradable, nos han enseñado también que debemos vivir placenteramente, de una manera hedonista y superficial. La realidad es que el sufrimiento y el dolor existen y yo no conozco a nadie que no haya sufrido alguna vez, es parte inevitable de la vida.Los sentimientos tienen la facultad de avisarnos que algo está pasando, es una alarma que nos señala algo que tenemos que analizar y cambiar en nosotros. Por ejemplo:a)La Tristeza nos avisa que necesitamos tomar un tiempo para estar con nosotros a solas.b)El Enojo nos permite poner límites y defendernos.c)La Alegría nos contacta con la vida.d)El Afecto nos contacta con otras personas.e)El Miedo nos per…