Terapia Gestalt Los Sentimientos Parte III

Esta es la última entrega de esta serie de 3 artículos, aún queda mucho qué decir, pero lo más importante, creo yo, ha sido abordado. Si en un futuro se me ocurriera agregar algo más sobre este tema, sin duda alguna lo haré, con esta flexibilidad que me agrada en mi vida y que me permite fluir con mayor libertad. Me gusta hacer lo que me place y darme permiso de hacerlo y creo me funciona muy bien. Así que aquí está pues este artículo:

Cabe mencionar que hay otra manera en que los sentimientos salen a la superficie y es por medio de los signos psicosomáticos. Puede comenzar con pequeñas dolencias hasta graves enfermedades, pero de que esta energía busca salir lo hace, de aquí la importancia de que los conozcamos y tengamos información sobre ellos, para evitar ser controlados por ellos, mejor, darles sana expresión para liberar esta energía saludable y llena de vida, que si se queda dentro de nosotros, nada más se pudre y enferma.

Los sentimientos son el camino directo que me llevan a mi ser interior. Si me permito sentir, podré comprenderme mejor, po lo tanto mi comunicación será más clara, mis relaciones más profundas y armoniosas. Podré poner límites más claros y respetuosos sin herir a los otros.

Por ejemplo: Tuve un paciente, un joven que disfrutaba una acomodada posición económica gracias a que su padre tenía un negocio muy exitoso. Este joven normalmente tenía parejas que abusaban económicamente de él, le pedían regalos, ir a cenar a restaurantes lujosos, ir a bares, en fin, él tenía que gastar mucho dinero para satisfacer las demandas de sus parejas, la verdad, es que él siempre terminaba frustrado y dolido porque estas relaciones terminaban tarde o temprano y él perdía toda la inversión que había hecho. Frecuentemente se sentía utilizado, enojado, decepcionado y lastimado. Carecía de la habilidad de poner límites, tenía miedo a que si los ponía le iban a abandonar y de todas maneras, aunque el daba todo lo que podía dar lo abandonaban. Lo que él no decía, lo actuaba, claro, muchas veces se sintió molesto o utilizado cuando alguna de sus novias le pedía algo, prefería callarlo, no expresar lo que sentía, de hecho no se permitía ni sentir, negaba sus sentimientos, con tal de complacerla y no perderla, lo paradójico del asunto era que él se veía de mal humor, contestaba de manera desagradable a su acompañante; por supuesto ella lo notaba y le preguntaba qué sucedía, a lo que él contestaba "nada, es que hace mucho calor" o cualquier otro buen pretexto que se le ocurriera. Ella intuía que él no estaba diciendo la verdad y era desagradable estar con él en esas condiciones. De esta manera inconsciente, él les hacía pagar por su "abuso", mismo abusco que él permitía y promovía, a veces conscientemente otras no tanto. En otros momentos, él descargaba su enojo manejando su automóvil de manera muy agresiva y rápida, asustándo a más de una de estas chicas. Todo, menos poner límites!! claro, todas ellas lo dejaron por neurótico. ¿El? bueno, pues él asegura que lo dejaron por mal agradecidas y porque seguramente encontraron a otro tarado que les pagara sus caprichos (y puede ser que sí).

El neurótico es aquel o aquella que no pueden ver lo obvio, el que niega sus sentimientos, el que no le hace caso a lo que siente y a lo que necesita, ya que al dejarnos sentir podremos darnos cuenta de qué es lo que necesito. Este joven amigo necesitaba poner límites de respeto, sentirse amado por ser quien es y no por su dinero, y lo vino a descubrir estando en terapia, porque ni idea tenía de ello, después de varias sesiones donde trabajé con él algunos ejercicios de sensibilización pudo sentir más claramente, con ello darse cuenta del patrón de conducta que estaba siguiendo y los resultados de los mismos. Para nosotros nos puede parecer muy claro lo que sucedía, pero créanme, para él no.

El contacto pleno se da entre mi interior y el exterior, es un fluir de adentro hacia afuera y de afuera hacia adentro, los sentimientos son una guía, que me permiten mayor conciencia de mis actos y la relación con los demás y con el entorno, sin perderme de vista a mi misma.

Así como hay necesidades falsas, también hay sentimientos falsos. La manera en que nuestro organismo expresa y promueve la vida es a través de necesidades y deseos, que se manifiestan de forma jerarquizada. La interferencia del ambiente, especialmente el poner nuestra vida en manos de la aprobación de los demás, hace que en lugar de cubrir nuestras necesidades y deseos, aprendamos a satisfacer las suyas en lugar de las nuestras. Estas son las necesidades falsas y como entonces creemos necesitar algo, también lo llegamos a sentir, de manera falsa y convencernos a nosotros mismos de que realmente eso es lo que siento y lo que necesito.

El Proceso Natural desde el Ser:

¿QUIEN SOY?
¿QUÉ SIENTO?
¿QUÉ NECESITO?
¿QUÉ DESEO CREAR?
¿CÓMO?
¿HACIA DÓNDE?
¿CON QUIEN?

El Proceso Disfuncional desde el Debería o Identidad:

¿CON QUIÉN?
¿QUIÉN SOY PARA EL, ELLA, EL OTRO?
¿QUE SIENTE EL, ELLA, EL OTRO DE MI?
¿QUÉ NECESITAN DE MI?
¿ADICTO AL OTRO O A SENTIR ALGO QUE DEBO SENTIR?
¿CÓMO?
UNA NECESIDAD ESCUCHA A OTRA NECESIDAD


Psic. Elena Bouchot Gamas
Consultorio: 52-33-78-72
Celular: 55-2951-5860
Página Web:
www.consultagestalt.com
Blog: http://www.gestaltconsulta.info/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por Favor Tus comentarios aqui .

Crear una gran familia

  Trabajando en terapia con una pareja que no ha logrado avanzar a pesar de que han asistido con constancia y tienen muc...