Psicología Adolescentes Parte I

He recibido comentarios y preguntas sobre la etapa Adolescente y su psicología. Creo que a los padres de los adolescentes les interesa mucho conocer más sobre sus hijos y los procesos por los que están pasando en esta etapa de su desarrollo, lo cual me alegra porque el conocimiento nos provee mayor entendimiento y por lo tanto, mayor comprensión y algo que necesitan los chicos es ser comprendidos. Con mucho gusto quiero compartir con ustedes lo que conozco a través de mis estudios y sobre todo, a través de mi experiencia como terapeuta y mi trabajo con los adolescentes que he tratado.

Quiero comenzar con una idea. Cuando nosotros, sus padres, fuimos adolescentes, eran tiempos distintos a los de ahora, esa brecha generacional crea una distancia emocional con nuestros hijos, sentimos que nuestros tiempos eran mejores, pero nuestros hijos ahora están viviendo en otra era y no conocen la que nos tocó a nosotros los adultos. Esto me gusta comentárselo a mis jovenes pacientes para que entiendan la preocupación de sus padres y sí lo hacen, creanme que los jóvenes son más conscientes y sensibles de lo que creemos. Ellos escuchan y ven con claridad aunque demuestren lo contrario. Considero que nosotros los adultos, también reconozcamos y conozcamos esta era presente, llena de tecnología, redes sociales y demás... las relaciones interpersonales también han cambiado mucho, ahora los jovenes pasan mucho tiempo con sus amigos a través del internet, del celular o cualquier otra herramienta. Tienen mucho mayor acceso a información.

Sin embargo, en el fondo, transcurren su adolescencia básicamente como lo hicimos nosotros, con cambios físico/biológicos, emocionales, psicológicos y sociales, tal como nos pasó a nosotros. Yo recomiendo a los padres, se tomen unos minutos para recordar y revivir su etapa adolescente ¿cómo fué? ¿cómo se sintieron? ¿cómo era su relación con sus padres y otros adultos? ¿se sintieron comprendidos?

El adolescente sufre de mucho rechazo por parte de los adultos en general, se sienten incomprendidos y juzgados. Es por estas razones, que ellos crean una especie de armadura, aparentan ser más fuertes, rudos, insensibles y a veces, hasta groseros, con la finalidad de defenderse, en el fondo, creánme por favor, son todo lo contrario, son hipersensibles, vulnerables, temerosos, cariñosos (aunque no lo crea). Lo que necesita el adolescente es respeto y amor.

Lo que más escucho en terapia por parte de estos chicos y chicas es: "No me escuchan", "No me toman en cuenta", "No me dejan hablar", "No me piden mi opinion", "Sólo me dan órdenes y órdenes". Estos son básicamente algunos reportes que obtengo en consulta y que a ustedes les puede servir.

¿Qué hago con los adolescentes en terapia? Primero que nada, los escucho sin interrumpirlos, hago algunas preguntas para aclarar algún detalle que yo no entienda, pongo toda mi atención e interés en lo que me estan diciendo, considero que sus problemas son igual de importantes que los de los adultos y al final, les pregunto ¿cómo puedo ayudarte? para propiciar que ellos encuentren sus propias soluciones y se den cuenta de que son capaces para resolverlos, yo los acompaño, les doy algunas ideas sin intentar decirles lo que deben o no deben de hacer. Creanme que ellos son sumamente inteligentes tienen una gran capacidad de distinguir lo bueno de lo malo, de saber qué les conviene, su capacidad de juicio continua en desarrollo por ello requieren la orientación de sus padres, maestros y adultos significativos en su vida como podría ser un tío una abuela.

Los jóvenes son chicos sensibles y cariñosos, hay que crear juntos un ambiente para que ellos puedan confiar y abrirse con un adulto. Este es el primer paso que hago en la terapia, se llama técnicamente Rapport, lo cual significa crear un ambiente de respeto, aceptación, confidencialidad, amabilidad y confianza. Realmente me maravilla ver cómo los jóvenes que llegan a terapia, muchas veces obligados por sus padres, con un poco de tiempo, vienen a terapia por gusto, y me cuentan sus problemas, angustias y sufrimientos. Esto es a lo que invito a sus padres a crear, un ambiente Rapport con sus hijos y les aseguro que tendrán muchas ventajas y beneficios en su relación con sus hijos adolescentes.

Nuestros adolescentes son realmente maravillosos, hay que descubrirlos detrás de esas armaduras que han fabricado para defenderse de los juicios, etiquetas negativas que ya tenemos prefabricadas sobre ellos, se defienden del rechazo y del maltrato que reciben. Y creo que tienen razón de hacerlo.

Los adolescentes estan llenos de energía desbordante, en muchos casos su alboroto y ruido irrita a los adultos, yo invitaría a todos los adultos a que se alegren y emocionen, que se contagien de esta energía vital, que la disfruten en vez de sufrirla, porque esa energía habla de alguien que esta lleno de vida y alegría.

¿Qué estamos proyectando sobre nuestros adolescentes? ¿porqué los rechazamos tanto? Recuerden que "Lo que me choca me checa y lo que me gusta tambien".

Yo amo a los adolescentes, me encanta trabajar con ellos en terapia y aprendo tanto de ellos, son grandes maestros para mi y me hacen sentir llena de vitalidad, sueños y emociones.

Proximamente publicaré la segunda parte de este artículo sobre la psicología Adolescente.

Gracias nuevamente y siganme mandando sus preguntas, comentarios y los temas que les interesa que yo escriba!!!

Psic. Elena Bouchot Gamas
Consultorio: 52-33-78-72
Celular: 55-2951-5860
E-mail: elena_bouchot@hotmail.com
Página Web:
www.consultagestalt.com
Blog: http://www.gestaltconsulta.info/
Consultorios en: Col. del Valle y Col. Lindavista
México, D.F.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por Favor Tus comentarios aqui .

Crear una gran familia

  Trabajando en terapia con una pareja que no ha logrado avanzar a pesar de que han asistido con constancia y tienen muc...