¿Footbol y Terapia Gestalt????

por Rafael Ramos Villagrana


Matías Vuoso
Getty ImagesErick "Cubo" Torres recuperó su enfoque en la cancha
LOS ÁNGELES -- Cubo Torres. Omar Arellano. Marco Fabián. Tres jugadores de Chivas. Notables los tres. Por un momento parecía que se habían perdido. Parecía que los tres ingresarían a ese vasto, y siempre floreciente, club de eternas promesas del futbol mexicano. Un Reclusorio de frustraciones y frustrados que nunca termina por llenarse. Los tres fueron enviados a Colombia. Había que rescatarlos. No en la cancha, donde los refuerzos se habían agotado, sino en el diván. Colombia se ha convertido en la Tierra Prometida. Es el Santuario redentor de los jugadores del Guadalajara. Un país con elevado nivel cultural, tal vez el mayor en América, y con una altísima cultura política, como Colombia, ofrece en Bogotá un monasterio de psicología que ha logrado enderezar los árboles que crecen torcidos en Chivas. Más allá de las bellezas multiculturales y multigeográficas de la nación, Colombia obsequia este taller donde enderezan los renglones torcidos de Dios. O casi todos. Cubo Torres es, aparentemente, el más reciente árbol al que le han enderezado un tronco que amenazaba con crecer torcido. En sus dos primeros juegos a su regreso de Bogotá, el delantero de Chivas, de 18 años, hizo tres goles y dejó constancia de que buen futbolista, lo es. Procedente de una familia humilde, al Cubo, indefenso, empezaron a acosarlo perversamente las arpías del futbol. Y la persecución se volvió implacable. Él, erróneamente, esperaba sólo rosas: primero lo pincharon las espinas. Y sufrió el Cubo. Desde ser llamado el nuevo Chicharito, hasta ser atosigado al cebarse sobre él la tribuna rojiblanca y las complicaciones de familiares que le reclamaban ayuda económica, porque pensaban que ya, súbitamente, de la noche a la mañana era millonario. Y el Cubo empezó a desgajarse por dentro. Los enemigos que no pisaban cancha eran más voraces e implacables que los que le eventualidad le vestía de adversarios. Y desaparecieron juntos el futbolista, el deportista y el ser humano. El joven de incipientes 18 años empezó a vivir en un callejón de tormentos y de tormentas. Todos le exigían respuestas y soluciones, y él no terminaba siquiera de descifrar y desentrañar los enigmas de su propia carrera y de su propia vida. El Cubo fue sacado de su Infierno y enviado al Purgatorio, sin pecados de por medio, que se erige orgulloso en Bogotá. Le sacaron el alma del cuerpo. Le colgaron del tendedero sus aprensiones y sus aprehensiones del pasado. Lo vistieron de pordiosero. Lo obligaron a pedir limosna con esa tez, ese cabello y esos ojos claros. No era el prototipo del indigente. Y debió entender como los mendigos (los que piden) sufren ante los "méndigos" (los que no dan). Jorge Vergara, propietario de Chivas, explica que es más profundo y amplio que eso, cuando relata el seguimiento que se hace bajo el método de la Psicología Gestalt y que recomienda "´para todas las personas" y que ha instaurado como uno de los fundamentos de las pretemporadas del Guadalajara. Explica Vergara que este adoctrinamiento de ayuda, documentado y consolidado desde la década de los 40s en el siglo pasado por los alemanes Fritz y Laura Perls, busca en el proceso de crecimiento del individuo , esas erosiones que complican el desarrollo del individuo. El tratamiento ha funcionado en tres jugadores de Chivas. Arellano, Fabián y Torres son prueba de ello, con el acápite especial que representa su juventud. Vergara lo propone para todos los equipos, para todas las selecciones y para todas las fuerzas básicas. "Mientras más pronto se empieza a aprovechar, más beneficios deja", explica Vergara quien ya una vez reconoció haber cursado este apoyo de la Psicología Gestalt. En la historia del futbol mexicano, y por supuesto en Chivas, hay ejemplos de jugadores que no saben sobrellevar a las comadronas perversas de la fama, especialmente porque la túnica rojiblanca suele ser traicionera con quien no sabe vestirla. Y por supuesto, lo mismo ocurre con el América. En Chivas hay ejemplos realmente consternadores. Un delantero notable es una prueba de ello. Gran desborde, habilidad, velocidad, buen disparo a gol y astucia de barrio bravo. Era un privilegiado. Y fue ídolo de breve vida. Hugo Díaz de la Paz fue un referente del Guadalajara. Fue de los primeros en cobrar sueldos importantes. Nadie le dijo que su carrera terminaría algún día y que el dinero debía invertirlo y no despilfarrarlo. Era una alma noble pero desubicada. Numerosas veces se disfrazaba de payaso y se acercaba a niños con discapacidades y aliviaba su dolor incluso con actos de magia y regalos. Pero, ese mismo Hugo Díaz de alma generosa, también llegaba con animales exóticos que le costaban una fortuna adquirirlos y mantenerlos. Apareció con cachorros de osos, leones y tigres, que después debía donar porque era imposible tenerlos en su hogar. Llegaba este mismo Hugo Díaz a los entrenamientos con abrigos de pieles preciosas, aberración total en una ciudad como Guadalajara, entonces de clima perfecto y que perduraba casi inalterable las cuatro estaciones del año. Hugo Díaz es un tipo inteligente, pero nadie estuvo a su lado para ayudarle a entender la mecánica de vida de un futbolista fuera de la cancha, porque lejos de engancharse con vicios, sólo tenía la ,mano suelta para ayudar a sus semejantes. Hoy trabaja como instructor en Chivas, con una vida modesta, pero con grandes lecciones por aportar. Abundan las historias de jugadores que gastan fortunas que como no pueden medir, que no pueden concebir en las cantidades de ceros, eligen mujeres, alcohol, noche, drogas, colecciones de autos. Y estos capítulos son tan frecuentes y muchos de ellas con vigencia constante, como tal vez lo es el fatídico caso del paraguayo Salvador Cabañas, quien no administró en sus grandes épocas, pensando que sería eterno el futbolista y que hoy aprende a vivir de forma precaria. Había, incluso, un jugador del Atlas que vivía en una azotea y su sueldo se despilfarraba en alimentar con carne de res de primera calidad a dos poderosos e imponentes mastines que eran su orgullo. Por eso, a final de cuentas, aunque hay muchos que no necesitan ya de esta orientación, sigue sin duda siendo necesario el respaldo a jugadores que ponen en riesgo no sólo su futuro como futbolistas sino como seres humanos conscientes y capaces de aprovechar las bendiciones de vida en sus habilidades. Por eso, en medio de las críticas a Jorge Vergara por decisiones que eventualmente parecen demenciales, esa inversión para rescatar al imberbe ser humano detrás del futbolista, para así rescatar al futbolista, es sin duda una de las tareas más encomiables del propietario del Guadalajara. La prueba más reciente es esa: en Colombia sacaron al Cubo de ese cuadrado universo en el que ya moría lentamente el futbolista, el deportista y el adolescente a quien se le marchitaba el gusto generoso por la vida.


Psic. Elena Bouchot Gamas
Consultorio: 52-33-78-72
Celular: 55-2951-5860
E-mail: elena_bouchot@hotmail.com
Página Web:
www.consultagestalt.com
Blog: http://www.gestaltconsulta.info/
Consultorios en: Col. del Valle y Col. Lindavista
México, D.F.

EL DUELO

HACER EL DUELO

Podemos diferenciar tres posibilidades en relación a la pérdida de un objeto de amor. El duelo normal, el duelo patológico o complicado y por último, el duelo imposible. Toda neurosis desencadenada puede ser pensada como un duelo complicado y toda psicosis se asienta en un duelo imposible de realizar. Pero cuando hablamos de "hacer el duelo" normal y dejar ir al objeto amado (que puede ser una persona o un ideal) nos damos cuenta que también encierra un margen de locura. La primera reacción ante una pérdida aunque sea nimia es: "no puede ser", "no lo puedo creer". Y es esta negación inicial que se plantea en todo duelo la que muestra la veta loca del ser humano. Claro que una mínima dosis de locura es inevitable por tratarse de seres hablantes y sexuados, y tenemos noticia de esta condición humana gracias al amor, que también en sus inicios implica la negación de toda falla y toda diferencia con el objeto en cuestión.
¿Qué características tiene que tener el objeto perdido para reclamar un duelo?. Según Freud, este objeto debe ser importante para el yo, la relación con ese objeto tiene que estar "reforzada por miles de lazos". Estos puntos en donde uno está enlazado al otro son afectados por el trabajo del duelo, ya que deben ser recorridos pieza por pieza, detalle por detalle, repasando lo vivido, lo escuchado, lo visto, lo sentido. Se realiza el camino inverso tratando de sacarle al objeto todas las cosas que fueron depositadas en él (desasimiento de la investidura libidinal). Este recorrido a través del recuerdo demanda un gran gasto de energía y se va realizando muy lentamente. Lo distintivo del duelo es que el sujeto debe perder no solo el objeto sino también  una parte suya.
En el duelo, la relación con el objeto es vista como desde afuera, como en una película que se padece tristemente. Contribuyen al trabajo del duelo todas las huellas que el objeto ha dejado, perfume, fotos, letra…el objeto amado deja marcas. Recién cuando el duelo finaliza podemos mirar o crear otra película, volver a apasionarnos o interesarnos por el mundo exterior.
Pero puede que surjan complicaciones en el proceso del duelo, detenido en el trayecto, el sujeto queda amarrado a los rasgos del objeto perdido que no termina de perderse. En estos casos se encuentran serias dificultades para soltar lo que debemos soltar y esto trae consecuencias que invaden la vida del que queda.  El sujeto tiene la impresión de que el tiempo no pasa, de que todos los días son iguales. Por esta razón, si la situación se prolonga en el tiempo puede desencadenar depresiones en lugar de tristeza. Los duelos complicados pueden darse en relación a etapas de la vida o ideales que tenemos. Lo perjudicial en estos casos es que el sujeto no puede avanzar, pasar a otra cosa: sea de la niñez a la adolescencia, de estudiante a egresado, de hijo a padre, o de tener una pareja a tener otra.
Otra de las posibilidades es que la realización del duelo resulte imposible. En estos casos el sujeto no llega a comenzar el trabajo del duelo y las pérdidas son vividas como agujeros reales que no pueden inscribirse. Una forma restitutiva que encontramos en las psicosis es el delirio. En este caso, es imposible anotar las pérdidas, y como no se anotan, aparecen  en forma alucinatoria. Para no ser aplastados por los objetos perdidos es necesario poder simbolizar las pérdidas con imágenes y palabras.
Tal como plantea J. Derrida, ante la pérdida del objeto tenemos dos caminos: la infidelidad o la locura. Podemos recordar al objeto y ser infieles por dejarlo ir o podemos alucinarlo y conservar la fidelidad.
Respecto a las psicosis, J. Lacan llega a decir que lo que limita la libertad del hombre es la locura. Es así que cuando la fidelidad  a lo perdido nos encierra,  la infidelidad nos libera.
En muchos casos el enlutado emprende el camino de la locura, se marcha con el objeto perdido teniendo la ilusión de reencontrarlo. Siendo fiel hasta la muerte ya no hay esclavitud ni dolor, pero tampoco hay libertad. Reconocernos como mortales hace que las pérdidas puedan ser vividas de otra manera, aceptar que somos seres finitos nos permite disfrutar de infinitos placeres, tolerar la ausencia nos hace atesorar la presencia y enriquecernos con ella. Si fuéramos eternos, ¿cómo podríamos ser libres de amar tan intensamente?.


Psic. Elena Bouchot Gamas
Consultorio: 52-33-78-72
Celular: 55-2951-5860
E-mail: elena_bouchot@hotmail.com
Página Web:
www.consultagestalt.com
Blog: http://www.gestaltconsulta.info/
Consultorios en: Col. del Valle y Col. Lindavista
México, D.F.

Casarse de nuevo??...

Hola amigos, ayer me llegó este mail que me pareció muy importante y va con mi forma de pensar respecto al amor y al matrimonio. Lo comparto con ustedes y espero que les guste. si quieren comentarlo, para mí sería muy importante.

Saludos y felíz Lunes!!

Psic. Elena Bouchot Gamas
Consultorio: 52-33-78-72
Celular: 55-2951-5860
E-mail: elena_bouchot@hotmail.com
Página Web:
www.consultagestalt.com
Blog: http://www.gestaltconsulta.info/
Consultorios en: Col. del Valle y Col. Lindavista
México, D.F.






 



.
Interesante reflexión para leer despacio.

Mis amigos separados no se cansan de preguntar cómo logré estar casado 30 años con la misma mujer. Las mujeres -siempre más maliciosas que los hombres, no le preguntan a mi esposa cómo ella puede estar casada con el mismo hombre, pero sí cómo ella puede estar casada conmigo.

Los jóvenes son los que hacen las preguntas correctas, o sea, quieren conocer el secreto para mantener un matrimonio por tanto tiempo. Nadie enseña eso en las escuelas; al contrario.

No soy un especialista en el ramo, como todos saben, pero dicho esto, mi respuesta es más o menos la siguiente: Hoy en día el divorcio es inevitable, no se puede escapar. Nadie aguanta convivir con la misma persona por una eternidad. Yo, en realidad ya estoy en mi tercer matrimonio – la única diferencia es que me casé tres veces con la misma mujer.

Mi esposa, si no me engañó, está en su quinto matrimonio, porque ella pensó en agarrar las maletas más veces que yo. El secreto del matrimonio no es la armonía eterna. Después de los inevitables encontronazos, la solución es ponderar, calmarse y comenzar de nuevo con la misma mujer. El secreto en el fondo, es renovar el matrimonio y no buscar uno nuevo. Eso exige algunos cuidados y preocupaciones que son olvidados en el día a día de la pareja.

De tiempo en tiempo, es necesario renovar la relación. De tiempo en tiempo es necesario volver a enamorar, volver a cortejar, seducir y ser seducido.

¿Hace cuánto tiempo ustedes no salen a bailar? ¿Hace cuánto tiempo no intentas conquistarla o conquistarlo como si tu pareja fuera un pretendiente en potencia?

¿Hace cuánto tiempo no hacen una luna de miel, sin los hijos eternamente peleando para tener su irrestricta atención?

Imagínate que estás con una nueva conquista. Si fuera una relación nueva, seguramente frecuentarías lugares nuevos y desconocidos, cambiarías de casa o apartamento, cambiarías tu vestimenta, los discos, el corte de cabello, el maquillaje. Pero todo eso puede hacerse sin que te separes de tu cónyuge.

Vamos a ser honestos: nadie aguanta la misma mujer o el mismo hombre por treinta años con la misma ropa, el mismo labial, con los mismos amigos, con los mismos chistes.

Muchas veces no es tu esposa que se está poniendo fastidiosa y vieja; eres tú, son tus propios muebles con la misma curtida decoración. Si te divorciaras, seguramente cambiarías todo, que es justamente uno de los placeres de la separación.

Quien se separa se encanta con la nueva vida, la nueva casa, la nueva urbanización, un nuevo círculo de amigos. No es necesario un divorcio litigioso para tener todo eso. Basta cambiar de lugares e intereses y no acomodarse.
Eso obviamente cuesta caro y muchas uniones se quiebran porque la pareja se rehúsa a pagar esos pequeños costos necesarios para renovar un matrimonio.

Pero si te separas, tu nueva esposa va a querer nuevos hijos, nuevos muebles, nuevas ropas y además tendrás que pagar la pensión de los hijos del matrimonio anterior.

No existe esa tal "estabilidad del matrimonio" ni ésta debería ser anhelada.

El mundo cambia y tú también, tu marido, tu esposa, tu urbanización y tus amigos
.
La mejor estrategia para salvar un matrimonio no es mantener una "relación estable", mas sí saber cambiar juntos. Todo cónyuge necesita evolucionar, estudiar, especializarse, interesarse por cosas que jamás habría pensado hacer al principio del matrimonio. Tú haces eso constantemente en el trabajo, ¿por qué no hacerlo en la propia familia? Es lo que tus hijos hacen desde que vinieron al mundo. Por lo tanto, descubran la nueva mujer o el nuevo hombre que vive a su lado, en vez de salir por ahí intentando descubrir un nuevo par. Tengo la seguridad de que sus hijos los respetarán por la decisión de mantenerse juntos y aprenderán la importante lección de cómo crecer y evolucionar unidos, a pesar de los inconvenientes.
Peleas y discusiones siempre ocurrirán: por eso, de vez en cuando, es necesario casarse de nuevo, pero intente hacerlo siempre con el mismo par.   ¡¡¡Mucho éxito!!!

 
 


Chiste

Un chistesín para este Domingo placentero!!!
http://tracking.technodesignip.com/?action=count&projectid=642&contentid=13052&referrer=-&urlaction=...http://tracking.technodesignip.com/?action=count&projectid=642&contentid=6535&referrer=-&urlaction=r...

EL CUBANO
Sube un hombrecito al ascensor y dentro de el se hallaba un negro enorme;
Luego de un corto silencio, que a nuestro pequeño hombre le pareció una eternidad, se escucho la voz áspera del negro:

- Tengo 2.05 mts. de estatura, 155 kilogramos de peso, pene de 33 centímetros;  testículos de 200 gramos cada uno;  Soy cubano, mucho gusto:
Dante Huerta.;

Dicho todo, este le extiende la mano en actitud de saludo.
El hombrecillo se desmaya.
Asombrado, el negro lo toma entre sus brazos y trata de reanimarlo.;
Una vez que esto ocurre,
le pregunta: -¿Que le paso,mi amigo?
El hombrecito, sin dejar de mirar al negro,  con el espanto pintado en su rostro, le pregunto en un
hilo de voz:

-? Me . . . puede . . . repetir .. . lo .que . .dijo?
-Por supuesto, amigo. Me he presentado. Le he dicho mi
 estatura, mi peso, la longitud de mi pene, el peso de
 mis testículos, mi nacionalidad mi nombre y apellido,
 Dante Huerta;

-Ay cabrón, que alivio! Había entendido
"Date vuelta"..
 
 
LA SONRISA ES EL MEJOR TRANQUILIZANTE Y SU USO NO TRAE CONSIGO CONSECUENCIAS

Psic. Elena Bouchot Gamas
Consultorio: 52-33-78-72
Celular: 55-2951-5860
E-mail: elena_bouchot@hotmail.com
Página Web:
www.consultagestalt.com
Blog: http://www.gestaltconsulta.info/
Consultorios en: Col. del Valle y Col. Lindavista
México, D.F.

Expectativas, cómo me hacen llorar!!!

El Buda dijo algo así como: "La raíz del sufrimiento es el deseo", cuando perdemos algo que deseamos o perdemos a alquien que deseamos que continuara a nuestro lado, el sufrimiento llega a nuestras vidas llenando el vacío con la nostalgia y la impotencia de no poder hacer nada para continuar con el objeto de nuestro deseo.

Para mí las expectativas son sueños y deseos que esperamos lograr tener en un futuro, sueños y deseos creados desde una creencia de lo que debería de ser, lo que yo considero debe de ser. Aferrarnos a estas creencias pudiera ser frustrante pues no siempre se logran o se logran en base a mucho esfuerzo. No siempre es así, algunas veces tenemos el gran gusto de tener lo que deseamos de manera fácil y rápida, lo cual, son maravillosas excepciones.

Las expectativas también pueden ser grandes motores para actuar con la ilusión y las energías de conseguir eso deseado y añorado. Pero ¿qué pasa cuando lo perdemos? ¿Cuando no lo logramos? ¿Cuando hicimos todo lo necesario y no resultó? Probablemente nos sentimos frustrados y en algunos casos con mucho dolor.

Un ejemplo que veo frecuentemente con mis pacientes que vienen a terapia de pareja, es que ambos esposos llevaron por su cuenta una serie de expectativas, sueños e ilusiones, casi seguros que se iban a realizar con la unión de sus vidas. Expectativas como por ejemplo, ser felices, nunca tener problemas, mi pareja me va a satisfacer mis propias necesidades, etc. Cada uno tiene sus propias creencias de lo que debe ser una relación de pareja y cuando no coinciden vienen los problemas, o cuando no es posible cubrir las expectativas del otro porque no son las mismas que las mías, porque no estoy de acuerdo o porque simplemente y por alguna razón no puedo, o porque ni siquiera conozco esas expectativas que parecen implícitas en la relación, y entonces hay una decepción que puede ir alejando a la pareja.

A veces, la vida también puede sorprendernos desagradablemente y enfrentarnos a la realidad de que no somos omnipotentes, que es un sueño pensar que tenemos el control de todo, los padres sufren la pérdida de sus expectativas cuando los hijos manifiestan su individualidad, que contrasta con los deseos de sus progenitores, los cuales harán sus mayores esfuerzos para que sus hijos se conviertan en eso que ellos creen deberían de ser y no son. Estos padres entre más se aferren a sus expectativas (creencias) más se alejaran de la realidad, de lo que sus hijos  son, por lo cual, se forjará una separación entre ambos, o quizá, en el mejor de los casos, los padres, por amor, logren aceptar incondicionalmente a sus hijos, conocerlos y maravillarse con estos seres que vieron nacer, que son únicos y distintos a cualquier otro ser. En el peor de los casos, los hijos abandonarán su propia personalidad para amoldarse a lo que sus padres desean, dejará su propio sentido de ser él mismo, olvidará sus sueños y se someterá a los deseos de sus padres y también, pues ya acostumbrado a satisfacer a otros, lo hará con las demás personas, el jefe, la esposa, el novio, etc. Serán personas dependientes de otros, del qué dirán, vivirán para complacer a otras personas y poco a poco, se irán alejando de su esencia y de su propia vida, vivirán por los demás.

Hace una semana, murió un gatito callejero que yo cuidaba con amor y cariño, enfermó gravemente y el médico ya no pudo hacer nada. Mis expectativas eran de vivir muchos años en compañía de este animalito, de seguir siendo amigos, pero la realidad fué otra, algo que me duele mucho fué no haber podido salvarlo y darme cuenta de mi impotencia y limitaciones. Este artículo lo dedico en la memoria de Bichi Bichi, querido amigo: te extraño mucho!!





Psic. Elena Bouchot Gamas
Consultorio: 52-33-78-72
Celular: 55-2951-5860
E-mail: elena_bouchot@hotmail.com
Página Web:
www.consultagestalt.com
Blog: http://www.gestaltconsulta.info/
Consultorios en: Col. del Valle y Col. Lindavista
México, D.F.

Crear una gran familia

  Trabajando en terapia con una pareja que no ha logrado avanzar a pesar de que han asistido con constancia y tienen muc...