Ir al contenido principal

LOS CUATRO ASPECTOS DEL AMOR SEGUN EL BUDISMO



Los cuatro aspectos del amor según el budismo.



- Bondad incondicional o benevolencia. Capacidad de dar alegría y felicidad a la persona que amas. Aprender a observar a quién amamos porque si no la comprendemos no la podremos amar. La comprensión es la esencia del amor. Dedicar tiempo a estar presente y atento y observar profundamente. A eso se le llama comprensión.

- Compasión. Deseo y capacidad de aliviar el sufrimiento de otra persona. Para conocer la naturaleza de su sufrimiento y ayudarla a cambiar, también hay que observarla profundamente. Para eso es necesaria la meditación. Meditar es observar a fondo la esencia de las cosas.

- Alegría. Si en el amor no hay alegría, no se trata de v erdadero amor. Si estamos sufriendo y llorando todo el tiempo o si se hace llorar a la persona que amamos, eso significa que no se trata de un verdadero amor, incluso puede llegar a ser lo opuesto a él. Si en la relación de pareja no hay alegría, seguro que no es un verdadero amor.

- Ecuanimidad y libertad. El verdadero amor hace alcanzar la libertad. Cuando se ama de verdad se le da al otro una absoluta libertad. Si no es así, no se trata de un verdadero amor. El otro debe sentirse libre, no solo por fuera, sino también por dentro.



Fuente: "El verdadero amor". Thich Nhat Hanh, 2004





El Buda y el Amor (parte I)



Mientras el Buda Shakyamuni estaba en el monasterio de Jetavana, el dio una enseñanza que reverbero por todo el reino... El dijo "En el amor hay sufrimiento", esta afirmación estaba dirigida a un padre que acababa de perder un hijo, el padre desesperado lo refuto, negando el hecho de que efectivamente el estaba sufriendo la pérdida de su hijo y se retiró sin darle tiempo al Buda de terminar de transmitir su enseñanza, que en si trataba de un tema que requiere de una mente clara y concienzuda para entenderse claramente. Y que mejor persona que Lama Ole para explicarnos éste tema tan complejo y cercano a nuestras inquietudes. Este artículo proviene de un extracto del Libro "El Buda y el Amor" y encierra enseñanzas que pueden ayudar a mucha gente en el camino hacia una vida plena.





Altibajos del Amor.



Es una verdad muy evidente que hay tiempos buenos y malos. En todos los acontecimientos buenos, que no se viven completamente desde la experiencia del aquí y el ahora, siempre se esconde también el sufrimiento pues nada dura para siempre. Si terminan las condiciones agradables, termina también con ellas el buen sentimiento. Aun cuando mucho dinero o reconocimiento social lo puedan distraer a uno temporalmente o incluso durante toda la vida, siempre estará la amenazante pérdida como película de fondo. Frente a la situación condicionada, en vez de buscar desarrollo y honestidad, uno busca divertirse y distraerse.



Incluso en los buenos tiempos, nadie que conozca el mundo asume que no pudieran llegar condiciones más difíciles. Este conocimiento de la amenaza de la transitoriedad que constantemente pende sobre uno es una primera vez se le acerca un sufrimiento grande, corporal y/o mental, aparentemente el mundo conspiró contra uno, disminuye el sentimiento de estabilidad y uno cree que este estado nunca va a pasar. El sufrimiento penetra entonces cada nervio de la piel, cada célula del cerebro y cada corriente de conciencia de la mente. En el budismo se designa éste caso como "el sufrimiento del sufrimiento". Mientras uno todavía no tiene control sobres sus estados mentales, una mezcla de dolor desesperanza, desesperación y miedo al futuro determinan cada momento. Frente a la separación de los enamorados, a los casos de muerte, a las fuertes pérdidas de dinero que nos ha sido encomendado o a grandes dificultades con la imagen pública, ni las palabras y hechos protectores y compasivos de los amigos ni el servicio social nos pueden dar el alivio esperado.



Mientras que en la mayoría de las ofertas de la vida, a veces pero con seguridad de la transitoriedad o incluso dolores peores preocupan a los seres, hay un tercer estado de infelicidad que los penetra a todos hasta la iluminación: "el sufrimiento de la ignorancia". Uno prácticamente no recuerda el tiempo transcurrido en el seno materno, su propio nacimiento, por no hablar de las vidas anteriores y sólo puede presentir lo que puede suceder en el futuro o en cualquier otra parte. También esta ignorancia es un velo sobre la mente y la felicidad, que los no meditadores sólo pueden apartar en cortos momentos de penetración durante las experiencias afirmativas de "ajá". En el budismo se asume que si uno desarrolla y encuentra valores intemporales, las experiencias, aún dolorosas, se repetirán en vidas futuras. Esto se designa como el círculo de existencia condicionada ("samsara" en sánscrito). En este capítulo se enfatizan algunos aspectos de la vida diaria en relación con estos estados condicionados.


Fuente : Grupo Kagyu Condesa





Psic. y Psicoterapeuta Gestalt Elena Bouchot Gamas
Consultorio Norte: 52-33-78-72
Celular: 55-2951-5860
E-mail: elena_bouchot@hotmail.com
Página Web:
www.consultagestalt.com
Blog: http://www.gestaltconsulta.info/

Facebook: Consulta Gestalt.facebook
Consultorios en: Col. del Valle y Col. Lindavista
México, D.F.


Comentarios

Entradas populares de este blog

La Crisis de la Edad Adulta

Una gran maestra que tuve en la universidad me compartió este artículo, por demás interesante y con su permiso lo posteo en este blog para enriquecerlo y hacerlo más interesante y versátil. Sé que te va a interesar mucho, es un tema tan actual y a la vez tan antiguo, y entendamos de qué se trata esta crisis.



Los Sentimientos y su importancia

LOS SENTIMIENTOSTodos nosotros nacemos con un paquete de sentimientos, ellos son naturales y positivos por más desagradables que puedan parecer a veces. Estamos en una civilización bastante desensibilizada, evitamos sentir lo más posible porque nos han dicho que eso es malo, pero evitar sentir es muy dañino, sobre todo, evitamos sentir lo desagradable, nos han enseñado también que debemos vivir placenteramente, de una manera hedonista y superficial. La realidad es que el sufrimiento y el dolor existen y yo no conozco a nadie que no haya sufrido alguna vez, es parte inevitable de la vida.Los sentimientos tienen la facultad de avisarnos que algo está pasando, es una alarma que nos señala algo que tenemos que analizar y cambiar en nosotros. Por ejemplo:a)La Tristeza nos avisa que necesitamos tomar un tiempo para estar con nosotros a solas.b)El Enojo nos permite poner límites y defendernos.c)La Alegría nos contacta con la vida.d)El Afecto nos contacta con otras personas.e)El Miedo nos per…