LA DRAMATICA



Después de escuchar las palabras de una mujer, me quedé pensando mucho sobre el asunto. Al fin de cuentas mi trabajo es estar en contacto con los sentimientos, buscar su expresión y analizar la evasión de los mismos.

Una paciente me comento en un tono de vergüenza e incomprensión hacia sí misma, que su esposo la criticaba frecuentemente porque era una "Dramática".

Le pedí a mi paciente que me explicara lo que sucedía: "Cuando siento, siento con intensidad y siento la necesidad de expresar lo que siento, sobre todo si me siento herida, cuando tengo ganas de llorar pues lloro, cuando alguien me lastima no puedo evitar poner cara de dolor, bajo la mirada y a veces hasta llego a llorar. También me ocurre si la situación me causa enojo, acostumbro reclamar, exigir una explicación, siento que la cara se me pone roja y ha habido ocasiones en que hasta he sentido ganas de golpear e insultar, ahí sí que me contengo. El problema es que mi esposo dice que estoy mal, que exagero, en pocas palabras dice que soy una Dramática. Creo que tiene razón, estará bien ser como soy?"

Cuando sentimos y expresamos, se crea una conexión con las personas que están a nuestro alrededor. Cuando lloramos podemos contagiar a los demás y pueden terminar llorando, igual sucede con la risa, el enojo, la felicidad y con cualquier otro sentimiento. Algunos de estos pueden ser incómodos y angustiantes para algunas personas y tratan de evitar sentirse de esa manera, por lo cual nos piden que no expresemos. Si alguien llora, con frecuencia le piden que deje de llorar, intentan distraerlo, porque además, si amamos a esa persona pues nos duele su dolor.

Lo más sano es sentir y expresar, los sentimientos son señales de que algo en nuestra vida nos está afectando y hay que poner atención y poner manos a la obra para resolver dicha situación. Todos los sentimientos son positivos, por desagradables que puedan ser, precisamente entre más desagradables que sean más nos motivan al cambio y al crecimiento.

Exprese, sí exprese lo que siente, los sentimientos también son energía que necesitan salir de nuestro cuerpo, de lo contrario, esta energía se queda estancada causando daño y enfermedad. Un sentimiento dura minutos si se les expresa, de no ser así, pueden durar años y probablemente causar depresión y ansiedad. Y si alguien se incomoda o molesta con nuestra expresión, es signo de que esta persona tendrá que trabajar en sus propios sentimientos.


Psic. y Psicoterapeuta Gestalt Elena Bouchot Gamas
Consultorio Norte: 52-33-78-72
Celular: 55-2951-5860
E-mail: elena_bouchot@hotmail.com
Página Web:
www.consultagestalt.com
Blog: http://www.gestaltconsulta.info/

Facebook: Consulta Gestalt.facebook
Consultorio en: Col. Lindavista
México, D.F.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por Favor Tus comentarios aqui .

Crear una gran familia

  Trabajando en terapia con una pareja que no ha logrado avanzar a pesar de que han asistido con constancia y tienen muc...