Los Límites en la Educación

Ya sean pequeños o grandes, los hijos tienen derechos, individualidad, una personalidad y temperamentos propios, así como gustos personales, preferencias. En pocas palabras, me refiero a que cada individuo es distinto, nació con sus peculiaridades y libertad. Entonces, ¿Hasta donde podemos permitir que la educación pretenda que sean diferentes? ¿Cuál es el verdadero significado de educar a alguien?

Creo que por cientos de años, se ha mal interpretado lo que pretende una educación paterno/materno. Educar significa cambiar a alguien porque como está, está "Mal" ¿¿?? y entonces, yo que soy el o la adulta, la persona madura, la que sí sabe pretendo moldear al hijo a que sea como yo aprendí o creo que debería ser. Estoy segura que lo hacemos porque estamos convencidos que es lo mejor para os hijos, porque los amamos y sobre todo, porque no sabemos hacerlo de otra manera. Estamos inconscientemente repitiendo patrones de conducta aprendidos de nuestros padres y no desde nuestra propia conciencia y amor. La idea es "despertar" a mi realidad como ser humano, estar consciente de mi, de quién soy, qué deseo, qué siento, que quiero hacer en mi vida, qué me hace vibrar, aceptar este ser humano que soy tal cual y sin condiciones, para entonces sí, tener la capacidad de aceptar que mi hijo (o cualquier otra persona) es quien es tal cual, sin tener que complacer mis "expectativas" ni mis creencias de lo que esta "bien". 

Desde esta nueva perspectiva, puedo descubrir al ser humano que tengo frente a mi y que aunque sea pequeño de estatura, tiene dentro de sí muchas habilidades y potencialidades que irá afinando y desarrollando en su vida, al igual que yo, igual que tú y que todos nosotros. La vida es la escuela y venimos a aprender y desarrollarnos. La tarea de los padres es la de brindar las oportunidades para que ellos solos puedan resolver sus pequeñas y grandes situaciones. 

Un niño de año y medio, intenta destapar una paleta de caramelo, esta inmerso en la actividad, se puede decir que hasta la está disfrutando porque su boquita esta mojada de saliva. Se tarda pues su motricidad fina aún no está completamente desarrollada. La madre lo observa, se preocupa, se desespera y le quita la paleta al niño, le quita el envoltorio y le regresa la paleta a su pequeño hijo.  Sin darse cuenta y con su amor, la madre le quita una oportunidad al niño de practicar, mejorar su motricidad y lograr abrir el caramelo, con ello, no logró crear nuevas conexiones neuronales.  Este es un buen ejemplo al que me refiero y que espero nos haga reflexionar sobre los límites que nosotros como padres debemos cuidar para no entrometernos demasiado en la practica de habilidades, sana y natural de nuestros hijos, pequeños o grandes, ellos y nosotros seguimos aprendiendo y desarrollando. 

La educación ha sido "Correctiva", tú estás mal y yo que soy tu padre o madre tengo el deber de corregir tus errores y hasta castigar. Y quién sabe, al fin de cuentas, son nuestros hijos, quienes realmente vienen a enseñarnos muchas cosas.







Psic. y Psicoterapeuta Gestalt Elena Bouchot Gamas
Consultorio Norte: 52-33-78-72
Celular: 044 55-2951-5860
E-mail: elena_bouchot@hotmail.com
Página Web: 
www.gestaltconsulta.jimdo.com  Nuevo*
Blog: http://www.gestaltconsulta.info/
Facebook: Consulta Gestalt.facebook
México, D.F.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por Favor Tus comentarios aqui .

Crear una gran familia

  Trabajando en terapia con una pareja que no ha logrado avanzar a pesar de que han asistido con constancia y tienen muc...