LA PRISA EN TERAPIA



Con MUCHA frecuencia (con mayúsculas), veo en mis pacientes una gran prisa por comenzar y terminar sus procesos terapéuticos. La mayoría se desespera y corta el proceso apenas iniciado, otros pocos llegan al final y son los menos. Mi interés en este artículo es aclarar el motivo de la lentitud en este tipo de procesos y es que trabajar con la Psique de un ser humano es como entrar a un templo divino ¿Te imaginas entrando a un lugar sagrado corriendo? Pues más sagrado es todavía tu interior. 

Por lo general las personas buscan cambiarse a sí mismas, tienen esa idea errónea, en terapia yo los invito a desarrollar aquellas habilidades que aún están poco atendidas, o que se cree que no las tenemos. Tampoco buscamos que sean mejores personas porque lo que hace falta que que descubran que ya lo son. Mas bien busco un auto-conocimiento más profundo. Entonces, ¿quien va a querer ir con alguien que te va a hacer cambiar porque estas mal y quien va a querer ir a un lugar donde te juzguen? por supuesto que nadie y en terapia se hace lo contrario. Invitamos a que las personas se conozcan y se acepten, desarrollen algunas capacidades y actualicen sus experiencias del pasado. Y claro.... eso lleva su tiempo, a fuego lento es más profundo, más potente y perdurable. 

No hay recetas y no hay consejos, cada quien es muy diferente y se trabaja de manera individual, con cada historia de vida y cada tipo de personalidad y temperamento distintos. Cada quién a su ritmo, no se trata de carreritas o de competencias, se trata de descubrir y aceptar lo descubierto.

También hablemos de Auto-exigencias, ¿cuál es la prisa? si todo requiere su tiempo de ajuste, si tenemos muchos años haciendo un tipo de conducta, es difícil que en 3 días la cambiemos. Es peligroso apresurarnos, la prisa genera violencia, Y la terapia es un proceso amoroso, de mucho respeto a mi ser, de paciencia, de sabiduría y de descubrir esta sabiduría en mi interior, desarrollar la intuición, ampliar la consciencia, desarrollar múltiples capacidades, auto-conocimiento y tantas cosas más que es imposible hacerlo "Rápido".






Psic. y Psicoterapeuta Gestalt Elena Bouchot Gamas
Consultorio Norte: 52-33-78-72
Celular: 044 55-2951-5860
E-mail: elena_bouchot@hotmail.com
Página Web: 
www.gestaltconsulta.jimdo.com  Nuevo*
Blog: http://www.gestaltconsulta.info/
Facebook: Consulta Gestalt.facebook
México, D.F.

Mujeres divorciadas que después de años regresan a trabajar Parte II



El artículo anterior hablaba de las mujeres que después de ser amas de casa y dedicarse a la familia, por motivos de divorcio o cualquier otro, se ven en la necesidad o deseo de regresar a laborar profesionalmente. En este artículo, vinculado al anterior, deseo hablar de la Autodependencia femenina, específicamente a este sector de mujeres que de alguna manera se ven forzadas a independizarse del esposo.

En nuestra cultura latina, aún en estos tiempos, a la mujer se le educa a ser ama de casa y madre, no se favorece su superación personal, educativa o laboral, mucho menos su crecimiento interior como ser humano. Básicamente es educada a ser una mujer de servicio. Cuando nos casamos adoptamos el apellido del esposo, les pertenecemos y aprendemos a depender de la protección masculina en general. Así me pasó a mi y así le ha pasado a millones de mujeres latinas. Ponemos gran parte de nuestras vidas en manos de nuestro esposo.

El motivo de este artículo es reconocer la dificultad que encontramos la gran mayoría de mujeres cuando nos enfrentamos a un divorcio y necesitamos aprender urgentemente a ser independientes. Enorme y dolorosa tarea, sin embargo, los resultados serán de crecimiento, fortalecimiento e independencia. Duele al principio, da mucho miedo, inseguridad y gran angustia, al final, la sensación de satisfacción y fortaleza es dulce como la miel. Habrá valido la pena haber atravesado ese infierno para llegar a estar mas cerca de nosotras mismas, haber recuperado nuestro ser, nuestra propia identidad y libertad, reencontrarnos con quienes debimos haber sido desde un principio.

Nuevamente aclaro que no hay recetas para lograr dicho crecimiento, ni para ahorrar lágrimas y miedo, es un salto de fe donde uno cuenta con sus propios recursos y con nuestros seres queridos que también nos apoyarán en estos momentos difíciles pero muy productivos. Tampoco hay consejos, pues en el proceso se van a ir descubriendo las habilidades que habían estado adormecidas por la dependencia y la creencia de que nuestro esposo solucionaría y nos protegería. Es momento de depender de nosotras mismas, descubrir las capacidades y usarlas para nuestro beneficio.



     

Psic. y Psicoterapeuta Gestalt Elena Bouchot Gamas
Consultorio Norte: 52-33-78-72
Celular: 044 55-2951-5860
E-mail: elena_bouchot@hotmail.com
Página Web: 
www.gestaltconsulta.jimdo.com  Nuevo*
Blog: http://www.gestaltconsulta.info/
Facebook: Consulta Gestalt.facebook
México, D.F.

Divorciadas que después de años regresan a trabajar

Nada fácil, después de un divorcio muchas mujeres necesitan o desean regresar a trabajar después de varios años de no hacerlo. Así tienen que enfrentarse a diversas situaciones que pueden causar temor e inseguridad. La mayoría de las veces es necesario tomar cursos de actualización sobre todo en cuestiones de tecnología ya que los avances cada vez más acelerados nos deja con una sensación de incompetencia al no estar al tanto de ellos.

Recuerdo hace ya 15 años que me divorcié y comencé a buscar empleo después de 13 años de haber sido ama de casa con dos hijos menores a quienes debía seguir cuidando. Recuerdo también el nudo en el estómago cada vez que iba a una entrevista de trabajo, la inseguridad por sentirme no actualizada, con miedo a lo desconocido, timidez al no saber muy bien cómo actuar... en fin... tuve que superar muchos retos... y hasta tuve que tolerar que algún ejecutivo me dijera: "Señora, usted ya está oxidada", con lo cual me sentí más atemorizada, pero nunca por vencida. 

Fueron surgiendo obstáculos que resolver, al ir resolviéndolos me dí cuenta de mi crecimiento interior, fue un proceso lento y continuo, en pocas palabras, fui sintiéndome mas segura, mas competente y asertiva. Aunque, bueno, la sensación de temor aún persiste en ciertos momentos, ya no me paraliza y la reconozco como una señal de alarma que quiere señalarme algo, que debo poner atención y estar mas alerta.

Agradezco el haber tenido la oportunidad de vivir 13 años al cuidado de mis hijos, fui afortunada de disfrutar sus 13 primeros años de vida. También estoy agradecida por haber vuelto al trabajo profesional y combinar ambas labores maravillosas.

Si te encuentras en este proceso de regresar al trabajo profesional después de años de no haberlo hecho por las razones que sean, no importan. Yo te quiero decir que todo va acomodándose paulatinamente, vas a ir fortaleciendo tus habilidades nuevamente, vas a iniciar un proceso de aprendizaje y te vas a enfrentar a muchas situaciones novedosas. Apóyate en tus compañeros de trabajo, a mi ellos me apoyaron mucho, apóyate en tus jefes y pide ayuda cuando no sepas que hacer, se vale pedir ayuda.

Felicidades a todas las madres del mundo, esta es la sagrada labor por excelencia!!







Psic. y Psicoterapeuta Gestalt Elena Bouchot Gamas
Consultorio Norte: 52-33-78-72
Celular: 044 55-2951-5860
E-mail: elena_bouchot@hotmail.com
Página Web: 
www.gestaltconsulta.jimdo.com  Nuevo*
Blog: http://www.gestaltconsulta.info/
Facebook: Consulta Gestalt.facebook
México, D.F.

Crear una gran familia

  Trabajando en terapia con una pareja que no ha logrado avanzar a pesar de que han asistido con constancia y tienen muc...