Ir al contenido principal

Mujeres divorciadas que después de años regresan a trabajar Parte II



El artículo anterior hablaba de las mujeres que después de ser amas de casa y dedicarse a la familia, por motivos de divorcio o cualquier otro, se ven en la necesidad o deseo de regresar a laborar profesionalmente. En este artículo, vinculado al anterior, deseo hablar de la Autodependencia femenina, específicamente a este sector de mujeres que de alguna manera se ven forzadas a independizarse del esposo.

En nuestra cultura latina, aún en estos tiempos, a la mujer se le educa a ser ama de casa y madre, no se favorece su superación personal, educativa o laboral, mucho menos su crecimiento interior como ser humano. Básicamente es educada a ser una mujer de servicio. Cuando nos casamos adoptamos el apellido del esposo, les pertenecemos y aprendemos a depender de la protección masculina en general. Así me pasó a mi y así le ha pasado a millones de mujeres latinas. Ponemos gran parte de nuestras vidas en manos de nuestro esposo.

El motivo de este artículo es reconocer la dificultad que encontramos la gran mayoría de mujeres cuando nos enfrentamos a un divorcio y necesitamos aprender urgentemente a ser independientes. Enorme y dolorosa tarea, sin embargo, los resultados serán de crecimiento, fortalecimiento e independencia. Duele al principio, da mucho miedo, inseguridad y gran angustia, al final, la sensación de satisfacción y fortaleza es dulce como la miel. Habrá valido la pena haber atravesado ese infierno para llegar a estar mas cerca de nosotras mismas, haber recuperado nuestro ser, nuestra propia identidad y libertad, reencontrarnos con quienes debimos haber sido desde un principio.

Nuevamente aclaro que no hay recetas para lograr dicho crecimiento, ni para ahorrar lágrimas y miedo, es un salto de fe donde uno cuenta con sus propios recursos y con nuestros seres queridos que también nos apoyarán en estos momentos difíciles pero muy productivos. Tampoco hay consejos, pues en el proceso se van a ir descubriendo las habilidades que habían estado adormecidas por la dependencia y la creencia de que nuestro esposo solucionaría y nos protegería. Es momento de depender de nosotras mismas, descubrir las capacidades y usarlas para nuestro beneficio.



     

Psic. y Psicoterapeuta Gestalt Elena Bouchot Gamas
Consultorio Norte: 52-33-78-72
Celular: 044 55-2951-5860
E-mail: elena_bouchot@hotmail.com
Página Web: 
www.gestaltconsulta.jimdo.com  Nuevo*
Blog: http://www.gestaltconsulta.info/
Facebook: Consulta Gestalt.facebook
México, D.F.

Comentarios

Entradas populares de este blog

La Crisis de la Edad Adulta

Una gran maestra que tuve en la universidad me compartió este artículo, por demás interesante y con su permiso lo posteo en este blog para enriquecerlo y hacerlo más interesante y versátil. Sé que te va a interesar mucho, es un tema tan actual y a la vez tan antiguo, y entendamos de qué se trata esta crisis.



Los Sentimientos y su importancia

LOS SENTIMIENTOSTodos nosotros nacemos con un paquete de sentimientos, ellos son naturales y positivos por más desagradables que puedan parecer a veces. Estamos en una civilización bastante desensibilizada, evitamos sentir lo más posible porque nos han dicho que eso es malo, pero evitar sentir es muy dañino, sobre todo, evitamos sentir lo desagradable, nos han enseñado también que debemos vivir placenteramente, de una manera hedonista y superficial. La realidad es que el sufrimiento y el dolor existen y yo no conozco a nadie que no haya sufrido alguna vez, es parte inevitable de la vida.Los sentimientos tienen la facultad de avisarnos que algo está pasando, es una alarma que nos señala algo que tenemos que analizar y cambiar en nosotros. Por ejemplo:a)La Tristeza nos avisa que necesitamos tomar un tiempo para estar con nosotros a solas.b)El Enojo nos permite poner límites y defendernos.c)La Alegría nos contacta con la vida.d)El Afecto nos contacta con otras personas.e)El Miedo nos per…