El mito de la psicoterapia

 




Estoy enviando nuevamente este artículo porque el anterior subió incompleto y será borrado en breve.


Que el ir a terapia sea un placer, pareciera ser todo lo contrario porque se ha hecho una fama extraña a la psicoterapia, como si fuera para gente que está "mal", enferma o loca pero déjame explicarte algo:


Tengo años como terapeuta humanista y he descubierto desde que fui paciente las bondades y maravillas que la terapia ha traído a mi vida y a la vida de mis pacientes. He descubierto también que no es una necesidad ir sino que puede ser un placer y un excelente  proceso para:


- Conocerme. Vivimos complaciendo a muchas personas, hemos sido educados desde muy pequeños y en gran parte nos perdemos en creencias e ideas que no son nuestras.


- Revisar mi vida. Puede ser que no tenga tiempo ni energía para detenerme a momentos y ver el rumbo de mi vida y eso, a mi me parece peligroso.


- Descubrir mis sensaciones y emociones. Vivimos en un mundo donde no se permite la expresión de nuestros sentimientos, nos vamos desensibilizando y por lo tanto vamos perdiendo la brújula que nos brindan para poder orientar nuestra vida de una manera más efectiva.


- Saber qué quiero. Pero realmente saber qué quiero y no, qué es lo que quieren los demás. Esto va de la mano con todo lo anterior.


- Tener un tiempo para mi. Los momentos en terapia, son agradables encuentros conmigo, teniendo a un cómplice y testigo de mi vida, alguien que me escucha con interés, que me acompaña con respeto y juntos descubrimos quién soy yo.


La psicoterapia es un proceso productivo, profundo que requiere su tiempo calmado para poder saborearlo y recibir sus bondades. En general son pocas las personas que realmente conocen lo que es la psicoterapia, tienen su ideas pero solamente aquel que la experimenta puede saber de qué se trata y entonces es cuando la recomienda a cuanta persona se le pone en su camino y recibirá muchas opiniones adversas contra de ella, ¿porqué? quizá porque a algunas personas les puede dar temor a lo desconocido, temor a ser juzgadas o incomprendidas; pero... no es así, todo lo contrario, será acompañada por un aliado, cómplice y testigo de su ser.


Saludos y felicidades de nuevo.


Psic. y Psicoterapeuta Gestalt Elena Bouchot Gamas
Consultorio Norte: 52-33-78-72
Celular: 044 55-2951-5860
E-mail: elena_bouchot@hotmail.com
Página Web: 
www.gestaltconsulta.com
Blog: http://www.gestaltconsulta.info/
Facebook: Elena Bouchot Gestalt.facebook
México, D.F.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por Favor Tus comentarios aqui .

El problema de No poder decir No

  Cuantos problemas nos ahorraríamos si pudiéramos decir amable pero firmemente NO, enfatizo esta palabra un tanto prohibida y otro ta...