Las ideas que transmitimos a nuestros hijos pequeños




Hace algún tiempo, mi cuñada me comentó que su hijo entraría a la escuela primaria, lo dijo con una cara de tristeza, y remató diciendo: "Pobrecito, lo que le espera, 20 años de escuela". Probablemente para ella ir a la escuela es algo desagradable y que se deba sufrir. Lo peor del caso es que me lo dijo delante de su pequeño hijo quien nos miró francamente asustado. Intervine pidiéndole que viera la cara de su hijo y que me daba la impresión que estaba asustado, que en lugar de disfrutar y emocionarse con la idea de ir al colegio la iba a sufrir.


Cuantas cosas parecidas haremos con nuestros hijos sin darnos cuenta, cuántos comentarios, bromitas y chistes hacemos sin darnos cuenta del impacto que causamos en los niños, quienes creen ciegamente en nosotros los adultos. 


También me pongo a pensar si la forma en que vivo invita y contagia a mis hijos, si mi ejemplo es positivo, si los invito a vivir con alegría, gozo y entusiasmo, o si por el contrario les enseño a sufrir, a ver las situaciones de una forma negativa, temerosa, sin pasión. Pues, si es que les transmito amor a la vida o temor a la vida


Psic. y Psicoterapeuta Gestalt Elena Bouchot Gamas
Consultorio Norte: 52-33-78-72
Celular: 044 55-2951-5860
E-mail: elena_bouchot@hotmail.com
Página Web: 
www.gestaltconsulta.com
Blog: http://www.gestaltconsulta.info/
Facebook: Elena Bouchot Gestalt.facebook
México, D.F.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por Favor Tus comentarios aqui .

Hablar también es un derecho y una necesidad

Durante una sesión con una adolescente de 15 años, observaba su postura un tanto caída, hombros encorbados, ella casi no me mi...