Evolución, revolución, asunción


Parece ser que en la sociedad está habiendo un retroceso, hay más abortos, divorcios, menos parejas se quieren casar, menos mujeres quieren ser madres, las parejas se separan cada vez más pronto. Pero... es un signo de evolución y crecimiento porque así como se rompen relaciones también se están rompiendo tabúes, creencias obsoletas que ahora están en proceso de re-significación, hay mayor cuestionamiento sobre lo que uno realmente desea hacer con su propia vida, el individualismo actual vs la unión excesiva que probablemente, muy probablemente lleve a un equilibrio mayor entre estar en unión con otros y mantener mi propia identidad y libertad de elección. Yo, lo veo muy positivo. En las generaciones anteriores, y cabe mencionar, cada vez va siendo menos, no había de otra, te casabas y tenías hijos porque era un mandato social muy fuerte y obligatorio. El matrimonio se sufría, el sexo se sufría, la maternidad se sufría mucho era sufrimiento, ¿ahora? vamos hacia algo nuevo, se esta viviendo una etapa difícil, dolorosa de rompimiento con la finalidad de lograr una realidad social más libre, flexible y consciente. Consciente en el sentido en que el individuo es quien va a reflexionar sobre la creación de su propia vida, sin hacer a un lado a los otros, pero sí validando su propia voluntad y capacidades. Podrá decidir si quiere y puede ser padre, teniendo la libertad y tranquilidad de decir no, evitando traer al mundo hijos no deseados solo porque se debía traerlos.

Vamos a una evolución humana con mayor consicencia, vamos para adelante en nuestro crecimiento y espero que todo este cambio, como si fuera un remolino traiga plenitud y paz.


Psic. y Psicoterapeuta Gestalt Elena Bouchot Gamas
Consultorio Norte: 52-33-78-72
Celular: 044 55-2951-5860
E-mail: elena_bouchot@hotmail.com
Página Web: 
www.gestaltconsulta.com
Blog: http://www.gestaltconsulta.info/
Facebook: Elena Bouchot Gestalt.facebook
México, D.F.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por Favor Tus comentarios aqui .

El problema de No poder decir No

  Cuantos problemas nos ahorraríamos si pudiéramos decir amable pero firmemente NO, enfatizo esta palabra un tanto prohibida y otro ta...