Porque no ayudo... apoyo.


Algunos de mis pacientes, quizá la mayoría, viene a consulta en busca de ayuda, en el fondo guardo una pícara sonrisa porque sé que no lo voy a ayudar, la razón es que confío en él aunque apenas lo conozca, estoy segura que cada uno de mis consultantes puede salir adelante de sus adversidades y requiere de alguien que se lo diga: "Confío en ti" y no solamente decirlo, demostrarlo. Es un mensaje tan potente y positivo.


Déjame explicarte un poco más, la terapia funciona porque el paciente desea un cambio y está dispuesto e interesado en hacer cambios que enriquezcan su vida con mayor plenitud y felicidad, esto lo van logrando cuando descubren sus potencialidades, se empoderan, confían cada vez más en ellos mismos. Ese es uno de los cambios más significativos en terapia, que el consultante se descubra a si mismo y reconozca sus habilidades, el responsable de su vida es uno mismo y no otro, hacerse cargo de sus conflictos y resolverlos da un enorme sentido de poder y seguridad en uno mismo. Y claro, la compañía del terapeuta "apoya" a ese cambio de una forma solidaria, como un confidente y cómplice que está a tu favor y cree en ti.


Saludos amigos!!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por Favor Tus comentarios aqui .

Miradas humanas, un lenguaje sutil e impactante

    ¿Qué miradas vemos? ¿Qué me dicen? ¿Me miran bonito?   Mis padres a veces me dicen todo con una mirada, me aprueban o no...